A José Alejandro Martínez, de 19 años, y Merlyn Tovar, de 28, los vieron por última vez la madrugada del 21 de mayo en las fiestas de San Isidro en la población de Capaya, estado Miranda. Las investigaciones no avanzan.

Caracas. Casi tres meses y todavía no hay rastro de ellos. Luego del operativo policial que se realizó en el pueblo de Capaya en Barlovento, estado Miranda, José Alejandro Martínez Bericoto, de 19 años, y su vecina Merlyn Joselyn Palma Tovar, de 28, siguen desaparecidos.

Ambos asistieron a una fiesta en honor a San Isidro en el sector Guatirito, muy cerca de donde viven, en El Paredón, la noche del sábado 20 de mayo. Alrededor de las 2:30 a.m. la joven se sintió mal y él se ofreció a llevarla, en una moto prestada, que tampoco aparece.

Los vecinos aseguraron que la Policía Nacional Bolivariana (PNB) realizó un operativo en la zona y vieron que —presuntamente— se llevaron a varias personas detenidas a bordo de un camión NPR color blanco, con dirección hacia Higuerote.

Lee también
Van 23 días sin noticias de los jóvenes desaparecidos en Barlovento

Las alarmas se encendieron luego de que los hermanos de José Alejandro llegaran a casa sin él, pensando que estaba durmiendo. Sus familiares recorrieron la zona y en una quebrada —cerca de la carretera— hallaron las sandalias de Merlyn, rastros de sangre, huellas parecidas a las botas de un funcionario, casquillos de bala, un retrovisor de moto y una tarjeta de débito del Banco del Tesoro con el nombre de Freddy Ramírez, quien resultó ser funcionario de la PNB.

“Nosotros buscamos en hospitales, en la morgue de Caucagua y en todos los comandos cercanos que nos han dicho y no los encontramos”, relató José Martínez, padre de José Alejandro.

En casi tres meses no hay avances de las investigaciones. Acudieron a la Defensoría del pueblo y a la Fiscalía, pero poco se ha logrado. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) realizó una búsqueda por la zona, sin resultados positivos.

El fiscal me dice que entienda, que ahorita hay demoras por los problemas con las Fiscalías y toda la situación del país, contó.

El grupo de uniformados de la PNB que actuó esa noche fue retenido por averiguaciones y en el interrogatorio alegaron que en efecto hicieron un operativo pero no le dieron de baja a ningún ciudadano.

“El funcionario dijo que esa sí era su tarjeta pero ellos niegan haber matado a alguien. También dijeron que después que ellos se retiraron quedaron funcionarios del DGCIM y de la Guardia”, soltó.

Mientras las investigaciones retoman su rumbo, el padre del joven sigue la búsqueda por su cuenta. Los vecinos de Capaya lo han ayudado y cualquier novedad que se enteran se la comentan.

Lee también
Desaparecieron dos jóvenes en Barlovento tras operativo policial

“Hay vecinos que me han dicho que hay más desaparecidos desde esa noche del pueblo de Las Morochas, pero no sé los nombres”.

El padre del joven planea ir en los próximos días a Chaguaramal y Cupira, vía oriente, con la esperanza de que ambos estén ahí. “Quizás están incomunicados, eso me dicen”.

Tiene la esperanza de encontrar a su hijo y a su vecina con vida. Sin embargo, no aleja la idea de que los hayan asesinado, como sucedió con los 13 jóvenes que hallaron sepultados en Barlovento el pasado 24 y 25 de noviembre de 2016 entre el sector El Café y Aragüita, vía Guatopo.

El grupo de jóvenes fue detenido por militares durante una Operación de Liberación del Pueblo (OLP) el pasado 16 y 19 de octubre y estuvieron desaparecidos por más de un mes, hasta que los localizaron sepultadas.

18 militares fueron privados de libertad, según la Fiscalía. Desde entonces, los vecinos de los pueblos de Barlovento temen cada vez que hay un operativo policial.

José Alejandro se graduó de bachiller y realizó un curso de escolta en el Instituto Simón Bolívar de Guarenas. Este mes de agosto debía presentar una prueba en la PNB, según su papá.

Merlyn es agricultora, labora en un conuco cerca de su casa y tiene una hija de tres años, de acuerdo con sus padres.

Foto cortesía



Participa en la conversación