El cadáver de Jessica Ramírez, de 44 años, fue hallado en el río El Ingenio de Guatire, estrangulado y parcialmente quemado. Su familia, que es de Maracay, se enteró por un anónimo. Su hijo de 13 años está desaparecido.

Caracas. El lunes 21 de mayo un mensaje sorprendió a Eglis Blanco: La catira está muerta en la morgue de Bello Monte.

—¿Quién es la catira? —interrogó.

—Jessica.

Cuando Eglis trató de saber más, le dijeron que se conformara con lo que le habían dicho. Ocho días después pudo confirmar el aviso enviado por el celular: el cadáver de Jessica Yamire Ramírez Taborda, su hermana, fue ingresado a la medicatura el 2 de mayo.

Sus familiares viajaron desde Maracay para buscar información, pues solo sabían que ella, de 44 años, vivía con su pareja en Caracas. En la morgue les informaron que el cuerpo fue hallado en el río El Ingenio de Guatire, parcialmente quemado y estrangulado.

No saben más. No conocen al hombre que vivía con ella, solo manejan que trabajaba como vigilante pero no tenían contacto con él. Jessica tampoco les llegó a comentar si él la maltrataba.

El hijo de la víctima, un adolescente de 13 años, se encuentra desaparecido. Nosotros queremos saber dónde está el niño ahorita, porque ya por ella no podemos hacer nada porque murió, pero queremos saber de él. En el mensaje me decían que supuestamente estaba en La Guaira pero no lo encontramos, dijo.

Los familiares que estaban este miércoles 30 de mayo en la morgue de Bello Monte contaron que tanto Jessica como su hijo tienen una discapacidad mental. Viven en el sector 23 de Enero de Maracay y una vez culminen los trámites para retirar el cuerpo y el entierro, se encargarán de formular la denuncia aunque tienen pocos datos de su principal sospechoso: la pareja de la víctima.

El fin de semana le quitaron la vida a Yuleidys José Ariza Mais, quien tenía seis meses de embarazo. El domingo 27 de mayo la joven de 21 años recibió un tiro en la cabeza, en el kilómetro 8 de El Junquito.

Una pareja de motorizados atacó el carro donde se trasladaba con su tío y su prima, quienes resultaron heridos. Los médicos del Pérez Carreño lograron salvar a la bebé que llevaba en su vientre, a quien bautizaron Milagros.

Según datos extraoficiales de Crónica.Uno, con una data recopilada a través de medios impresos y digitales, en lo que va de año han asesinado a 38 mujeres en la Gran Caracas.

Solo en mayo seis mujeres fueron víctimas de la violencia. Cinco de los casos fueron por arma de fuego y solo uno, el de Jessica, por fuerza física.

Lee también
Escuelas de Fe y Alegría suman esfuerzos para aliviar el hambre en Petare y la Cota 905

Foto: Archivo


Participa en la conversación