El pasado 12 de febrero Venezuela notificó al organismo internacional que en 50 de los 66 casos de SGB registrados en el Zulia se identificó una historia clínica previa al síndrome compatible con zika.

Redacción Crónica.Uno

Caracas. En una nota publicada el 12 de febrero por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se indica que la oficina del Punto Focal del Reglamento Sanitario Internacional, del Ministerio popular para la Salud de Venezuela, notificó el aumento de números de casos de Síndrome de Guillain Barré (SGB) ocurridos en Venezuela entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de enero de 2016.

En dicha notificación detalló que se registraron 252 casos de SGB, que coincidieron en tiempo y espacio con la epidemia de zika. De esos 66 pacientes son del estado Zulia, distribuidos en seis municipios de Maracaibo.

También citó que del total 61% de los casos de SGB se dio en varones y 39% en hembras; y que 30% ocurrió en personas ente los 45 y 54 años de edad y 29% en mayores de 65 años y más.

Dice el informe que 76 % de los casos ubicados en el Zulia (50 de 66 notificados), se identificó una historia clínica previa al SGB compatible con zika.

Se reportó igualmente que en tres casos con SGB se confirmó el virus zika mediante la prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa. Uno de ellos falleció sin comorbilidad, es decir, sin la presencia de enfermedades coexistentes o adicionales en relación con el diagnóstico inicial

Otros tres pacientes con zika presentaron manifestaciones neurológicas diferentes a SGB, y se destacó que entre el mes de noviembre de 2015 y el 28 de enero de 2016, 195 casos de zika fueron confirmados en Venezuela, de ellos, 110 (57%) en el estado Zulia.

Información oculta

Todos estos datos siguen sin aparecer en el boletín semanal del Ministerio de Salud, donde debería publicarse la información epidemiológica, continua e ininterrumpida, sobre más de 72 enfermedades de notificación obligatoria.

Según la Red Defendamos la Epidemiología esta omisión es una forma de censura política. “Esto se suele hacer para controlar a la población e impedir la libre expresión, con el argumento que los ciudadanos pueden fomentar una ‘desestabilización’ política. No disponer de esta herramienta fundamental e indispensable de salud pública, tanto para quienes toman decisiones sobre políticas sanitarias, como para los profesionales que atendemos las necesidades de salud de la población y para la orientación confiable de la ciudadanía, debilita as acciones de promoción social y prevención de amenazas a la salud colectiva y disminuye la capacidad del sistema de salud venezolano para vigilar, controlar y responder ante epidemias”, informó la red a través de un comunicado.

Cabe destacar, que hace pocas semanas se agregaron en el archivo electrónico del portal del Ministerio del para la Salud, los números faltantes del boletín del año 2014. Solo ofrecen los datos hasta la semana epidemiológica N° 26 de 2015; no permite un análisis y caracterización completa de la epidemia de chikungunya sufrida entre 2014 y 2015 y no cubre tampoco el período inicial de la epidemia actual de zika.

A partir del 1 de noviembre de 2014 se inició la última interrupción de la información epidemiológica. Desde 2012 tampoco se publican los Anuarios de Mortalidad y Morbilidad y los Reportes sobre Movimientos Hospitalarios e Indicadores de Gestión.



Participa en la conversación