«Nunca pensé que iba a vivir en este urbanismo con el temor de volver a quedar damnificada»

damnificada-urbanismo-megahueco-crónica-uno

Llegan las lluvias y con ellas el temor para las 480 familias que viven en el urbanismo Ciudad de Los Caciques, de Vista Alegre. Alicia Betancourt tiene miedo de quedar damnificada si se caen los edificios debido a un megahueco que se abrió hace cuatro años.

Caracas. Desde el 5 de agosto del 2014, Alicia Betancourt vive en el urbanismo Ciudad de Los Caciques, construido en Vista Alegre (El Paraíso) por la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) para las familias que resultaron damnificadas tras deslizarse los edificios de Nueva Tacagua de la parroquia Sucre.

Hoy ella y sus vecinos sienten temor de quedar sin hogar si continúa el derrumbe de un megahueco que, producto de filtraciones de aguas servidas y de lluvias, se abrió hace dos años en la entrada principal del recién estrenado conjunto.

Las filtraciones generan grietas en la calle principal del urbanismo

Alicia pensaba que atrás habían quedado las horas de angustia que vivió en el sector AB de Nueva Tacagua, cuando el crujir de la tierra avisaba los derrumbes. A su mente llegan los recuerdos de la lucha que sostuvieron para lograr la reubicación en viviendas seguras y confortables. Pero, al año de estar en el nuevo edificio, comenzó a fracturarse la calle principal y se abrió un hueco.

El Edificio Caracas está más afectado, si se cae, se van todos. Vivo peor, es un temor por todo. Con las lluvias se ha empezado a deslizar y no queremos ir a un refugio«.

Justo en la pared, donde está Alicia, hay una tanquilla de electricidad que llena de agua cuando llueve

Ana Flores y Yanis López, vecinas del conjunto que hace dos años fue declarado zona de riesgo, dijeron que Manuel Díaz, representante de la Vicepresidencia de la República, no ha dado más la cara a la comunidad. Solo les informaron que se solucionaría el megaderrumbe con una geomalla para estabilizar el talud, pero también les dijeron que no había dinero para comprarla.

Nos dicen que la solución es rellenar el hueco con tierra y la geomalla es importada, no hay en Venezuela, y están comenzando las lluvias. Nos da miedo porque como está la situación del país que no están construyendo más ¿a dónde nos van a llevar?«, dijo Yanis López.

Las vecinas hicieron el llamado a Crónica.Uno para hacer públicas sus angustias. Hace dos años, cuando se abrió el hueco, quedaron sin la calle y, en consecuencia, sin el servicio de transporte público. Tenían esperanzas de que solucionaran el problema, pero a la zona dejaron de ir los funcionarios del Instituto Municipal de Gestión de Riesgo y Administración de Desastre.

Autoridades colocaron cercas en el área afectada con el deslizamiento

Háganle un llamado al presidente Nicolás Maduro porque él ha mandado a sus ministros a patear la calle y para acá no ha venido nadie. Vicepresidencia era el padrino [autoridad responsable de dar soluciones] de Nueva Tacagua, no han venido más», dijo Ana Flores.

Además del deterioro progresivo de la vía principal a causa del derrumbe, los vecinos reportaron que la empresa constructora de la urbanización entregó apartamentos en varios inmuebles, entre ellos, el Edificio Caracas, con irregularidades como filtraciones, grietas, botes de agua. Problemas que no fueron resueltos.

Otros perjudicados

Las autoridades del Colegio Universitario de Administración y Mercadeo (CUAM) ubicado en la Zona Industrial de La Yaguara, están asustadas porque cada vez el tierrero, proveniente del urbanismo Ciudad de Los Caciques, inunda la parte posterior de esa institución educativa. Allí hay tres metros cúbicos de tierra, que se tenía previsto usarse para la estabilización del talud, pero no se hizo el trabajo por falta de la geomalla.

Al caerse la calle los vecinos se quedaron sin el servicio de transporte

Luis Loyo, jefe de seguridad y planta física del referido colegio, que funcionaba sin problemas desde 1989, dijo que como consecuencia de las filtraciones tuvieron que dejar de lado el proyecto de construcción del salón de conferencias.

Todo lo que va del año queríamos habilitar esto como auditorio, no pudimos. Abrieron un hueco para quitarle peso a la pared, lo dejaron así, lo último que hicieron fue la canal, la tierra va a subir a la canal, el gran peligro es que con las lluvias el agua de pantano se meta en el instituto».

En la institución están preocupados porque colocaron una pieza de metal para sostener el tubo matriz que surte de agua varias zonas de Caracas, por ese lugar se abrió una grieta por donde baja con mayor facilidad agua y barro hasta el patio del instituto.

urbanismo-damnificada-megahueco-cronica-uno
Este espacio del Colegio Universitario está inhabilitado desde comienzos del año, no podrá usarse como auditorio.

Fotos: Luis Morillo


Participa en la conversación