ONU oficializa calificación de refugiados a migrantes venezolanos y designa representante especial

El guatemalteco Eduardo Stein será a partir de hoy el representante Especial Conjunto de ACNUR para los refugiados y migrantes venezolanos. Su rol será armonizar los planes regionales de atención a la crisis. El nombramiento valida las gestiones adelantadas por la Asamblea Nacional a favor de los desplazados a lo largo de este año.

Caracas. Los migrantes venezolanos fueron reconocidos este miércoles de manera oficial como refugiados conforme al derecho internacional, por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional de Migración, al haber designado a un representante especial para atender el tema de los “refugiados y migrantes” nacionales.

El pasado mes de marzo, ACNUR emitió un comunicado que generó confusión sobre el uso del calificativo y llevó al encargado de su oficina en Caracas, Julio Roberto Meier, a aclarar que no todos los migrantes venezolanos eran refugiados. Seis meses más tarde, no hay lugar a dudas.

Este miércoles, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, y la Organización Internacional de Migración nombraron al guatemalteco Eduardo Stein como “Representante Especial Conjunto para los refugiados y migrantes venezolanos en la región”.

En una nota de prensa, ACNUR destaca que Stein trae una vasta experiencia profesional y política –fue vicepresidente de Guatemala entre 2004 y 2008-, así como “un profundo conocimiento de la región, fundamental para brindar apoyo a los esfuerzos de los gobiernos nacionales respecto de la respuesta frente a las necesidades de protección y de soluciones por parte de un número cada vez mayor de refugiados y migrantes venezolanos”.

Señala la oficina del Alto Comisionado que Stein promoverá un enfoque regional coherente y armonizado de cara a la situación de Venezuela en coordinación con los gobiernos nacionales, las organizaciones internacionales y otros actores relevantes.

Stein “trabajará para promover el diálogo y el consenso necesarios para la respuesta humanitaria, incluyendo el acceso a territorio, protección de los refugiados, estatuto regular y la identificación de soluciones para refugiados y migrantes venezolanos”, dice la nota de prensa.

El nuevo representante para los refugiados venezolanos reportará directamente tanto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) como al Director General de la OIM.

Lee también
En sede del Sebin diputados y concejales exigen investigación independiente de muerte del Albán

¿Y mientras tanto qué ha hecho la AN?

Hemiciclo de la Asamblea Nacional / Foto: Luis Miguel Cáceres. / Archivo

A lo largo de este año, la Asamblea Nacional ha prestado atención especial a la situación de los desplazados venezolanos. El Informe Legislativo de Cedice reporta que en el primer trimestre del año la comisión de Familia creó el Registro Internacional de Venezolanos en el Exterior (RIVE) “para recabar información de la ubicación y estatus de los venezolanos fuera del país, de sus familiares rezagados en Venezuela y cómo estas rupturas familiares impactan en el tejido social del país”.

Por su parte, la comisión de Política Exterior creó una nueva subcomisión para trabajar exclusivamente por mejorar las condiciones de la diáspora a través de contactos interparlamentarios en la región: la subcomisión de Asuntos Consulares y Migración.

Además, el 13 de marzo, la plenaria aprobó un acuerdo en respaldo al llamado de ACNUR a los países de la región a acoger a los venezolanos que huyen de la crisis.

A mediados de año se designó una comisión especial de seguimiento a los acuerdo de Cúcuta, instancia que, desde entonces, ha realizado varias giras regionales generando condiciones favorables para la aprobación de medidas migratorias en beneficio de los venezolanos.

La más reciente gestión de la AN a favor de los refugiados venezolanos es el acuerdo aprobado por la comisión Delegada el 29 de agosto pasado, que declaró la prórroga por cinco años de los pasaportes venezolanos vencidos y que dio paso a la decisión adoptada días más tarde por 11 países de la región, en el sentido de aceptar como válidos los pasaportes venezolanos vencidos.

En paralelo a estas gestiones, el Estado venezolano ha negado sistemáticamente la existencia de una crisis de migración, calificando la situación como un show mediático y una campaña contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Lee también
La tragedia de perder dos veces su país

Fotos cortesía @ACNURamericas y Luis Miguel Cáceres, archivo Crónica.Uno


Participa en la conversación