Dirigentes de diversos sectores del Frente Amplio, incluyendo su plataforma de conflicto, denunciaron una persecución por parte del Estado venezolano y citaron el caso de Fernando Albán y la detención de Luis Chaparro, dirigente sindical de Vencemos, como ejemplos de una política de “criminalización” de la protesta.

Caracas. Este jueves un grupo de representantes de la oposición venezolana y del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) protestó en Parque Carabobo, frente a la sede principal del Ministerio Público (MP), por lo que calificaron como una política de persecución por parte del Estado en contra de dirigentes políticos, sociales y sindicales.

Pedro Arturo Moreno, miembro de la Plataforma de Conflicto del FAVL y secretario general de la CTV, manifestó que actualmente el país se encuentra atravesando una “ola represiva” que, a su juicio, ya no afecta únicamente a los opositores.

“La ola represiva no solo afecta a quienes tienen una postura crítica ante el Gobierno sino también al liderazgo social y sindical del país. Ayer [miércoles] detuvieron al secretario sindical de Vencemos, Luis Chaparro, quien fue liberado en la mañana tras ser desaparecido por los organismos de seguridad del Estado”, declaró.

Moreno aseveró que el proceder del gobierno de Maduro está amparado por la inacción de instituciones como la Defensoría del Pueblo y el MP, motivo por el que también criticó a Tarek William Saab, fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en ese despacho.

El dirigente de la CTV también se refirió a la protesta que se realizó el pasado 5 de octubre frente a las sedes de la Inspectoría del Trabajo por parte del FAVL, que denunciaba el desconocimiento a los acuerdos y contratos colectivos, y dijo que la misma tuvo como resultado que el Gobierno firmara una “serie de acuerdos laborales con dirigentes que las bases de trabajadores condenan”, motivo por el que dio a conocer que el próximo jueves 25 se realizará una nueva manifestación “en defensa a los derechos de todos”.

Lee también
MP declara guerra al "zar del oro" en Bolívar

Mantienen demandas sobre muerte de Fernando Albán

Marino Alvarado, activista de Derechos Humanos, reiteró una vez más la solicitud de que la muerte de Fernando Albán sea investigada por entes independientes que permitan identificar las causas del deceso del concejal de Caracas, quien, para el momento de su fallecimiento, se encontraba bajo custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

“Exigimos que se investigue la muerte de Albán porque ni la Fiscalía, ni la Defensoría garantizan una investigación independiente. Es muy probable que se le haya torturado antes de su muerte. Tiene que investigarse”, señaló Alvarado.

Asimismo, el abogado denunció el accionar de la Fuerza de Acciones Especiales de la PNB (FAES), la cual, aseguró, “todas las semanas realiza masacres en Venezuela en las que matan 8, 9, y hasta 10 personas”.

También en la actividad estuvo el dirigente social Carlos Julio Rojas, quien arremetió duramente contra el fiscal de la ANC, Tarek William Saab, acusándolo de no realizar las investigaciones correspondientes en el caso de Albán, algo que, en su opinión, lo descalifica como defensor de Derechos Humanos.

“Lo que ocurrió con Albán no tiene diferencia con los mártires de la Cuarta República ¿Acaso para Tarek William Saab hay asesinatos de primera y asesinatos de segunda? Saab, no eres defensor de Derechos Humanos, eres defensor de la tortura y de la muerte”, declaró.

Fotos: Luis Morillo @luizmorillo15


Participa en la conversación