Pacientes con enfermedades crónicas exigen insumos y medicinas frente al Seguro Social

pacientes con enfermedades crónicas

Según informes de la Alianza Venezolana para la Salud, los centros oncológicos del país no garantizan quimioterapia a unas 140.000 personas con cáncer y de 25 unidades de radioterapia, solo operan cuatro.

Caracas. Pacientes con enfermedades crónicas de distintos hospitales públicos de la ciudad protestaron este viernes frente a la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) para exigir la dotación de insumos y materiales para los centros de salud, así como el suministro de medicinas y tratamientos como la quimioterapia.

A la manifestación hecha en la parroquia Altagracia de Caracas, acudieron pacientes con cáncer, insuficiencia renal, entre otros, y demandaron la presencia de funcionarios del IVSS que atendieran sus reclamos. A su vez, pidieron ser escuchados por las autoridades nacionales y organismos internacionales como la Cruz Roja para poder recibir, urgentemente, la ayuda humanitaria.

La dotación de insumos y medicinas en los hospitales fue la principal exigencia, pues los pacientes y sus familiares tienen que asumir los gastos de cada uno de ellos, si es que los consiguen. Francisco García, hijo de una paciente que sufre de cáncer de pulmón, mencionó que su madre requiere de carboplatino para continuar su tratamiento de quimioterapia el 4 de septiembre.

Foto: Tairy Gamboa

Cada ampolla de carboplatino tiene un costo de 40 dólares estadounidenses, cifra con la que no cuenta ni Francisco ni sus familiares. Su madre, jubilada del Ministerio de la Defensa, tiene ya dos años en el Hospital Oncológico «Luis Razetti» de Cotiza y no cuenta sino con la colaboración de amigos y familiares para llevar adelante su enfermedad, debido al estado de decadencia y escasez en el que se encuentra el recinto.

Un informe publicado en septiembre de 2018 por la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) indica que «55.000 personas con cáncer ya no consiguen tratamiento de quimioterapia, medicamentos biológicos y terapias«.

Dennis Vásquez, de 39 años, viaja a Caracas desde Maracay cada vez que va a recibir el tratamiento para el «linforma no hodgkin», nombre por el que se le conoce al cáncer del tejido linfático. Dennis asegura que por cada sesión gasta aproximadamente 200.000 bolívares, pues cada quimioterapia requiere de cuatro soluciones que, afirma, cuestan más de 40.000 bolívares.

«Yo pago el tratamiento cada tres semanas, pero hay gente que le toca recibir cada ocho días y a eso hay que sumarle que tenemos que llevar todos los insumos, soluciones, antialérgicos y macrogoteros porque el hospital no presta el servicio completo», exclamó Dennis, quien es paciente del oncológico Luis Razetti desde hace un año.

La paciente expresó que algunas medicinas sí se consiguen, «pero son muy costosas», al igual que las consultas médicas y el resto de tratamientos que requieren. «Me falta hacerme las radioterapias, que no sé cuánto cuestan porque ni siquiera he podido ir a un radiólogo para que me evalúe. Todo es muy costoso», dijo Dennis.

Lee también
Los pacientes oncológicos del centro del país se quedan sin unidad de radioterapia del HCM

De igual forma, criticó que los hospitales no cuenten con los insumos, materiales y requerimientos que necesitan para brindar un servicio óptimo. «Todo el sistema está decaído. Somos pacientes que necesitamos tener todo limpio y, cuando vamos a las consultas, los baños están sucios y en estado deplorable».

Foto: Tairy Gamboa

«Todo se tiene que hacer por clínicas privadas porque no hay nada en el hospital», criticó Karelis Esparragoza, quien ya tiene cuatro años padeciendo de cáncer de mama. Karelis requiere tamoxifeno como terapia complementaria para su enfermedad y el tratamiento consta de una pastilla diaria.

«La fundación Conquistamos la Vida nos brinda el apoyo de traer el medicamento. Cuesta 300.000 bolívares y trae 30 cápsulas, es decir, rinde solo para un mes. Mi hija me ayuda a costearlo, entre todos sus compañeros de trabajo reúnen el dinero para yo pagarlo», expresó Karelis.

Denunció la supuesta desviación de medicamentos bajo las órdenes del director del oncológico Luis Razetti y que –según Karelis– los venden en las clínicas o a pacientes de clínicas que son citados en el recinto.

Así mismo, criticó que ninguna autoridad del IVSS salga «a dar la cara» para escuchar las quejas de cientos de pacientes que no tienen cómo pagar los medicamentos de alto costo. Respecto a la entrega de ayuda humanitaria, Karelis afirmó que han ido también a la Cruz Roja, pero no les ayudan. «Dicen que no hay, que no les llegó nada», declaró.

Según informes de la Alianza Venezolana para la Salud, los centros oncológicos del país no garantizan quimioterapia a unas 140.000 personas con cáncer y de 25 unidades de radioterapia, solo operan cuatro.

Lee también
Protestas de maestros durante inicio de clases vislumbran días tensos entre el magisterio y el Ejecutivo

Participa en la conversación