El ministro de la Defensa dijo que “hay una estrategia de caotizar el país con el abastecimiento de alimentos y medicinas”.

Caracas. El 18 de abril, el presidente Nicolás Maduro activó el Plan Zamora para el “orden interno”, y un mes después el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López anunció la segunda fase de dicho plan en el estado Táchira.

El titular de la Defensa dijo que “vamos a la segunda fase del Plan Zamora” y serán enviados 2000 guardias nacionales y 600 tropas. La activación se debe al ataque que hubo a una instalación militar ubicada en San Cristóbal.

“El ataque estuvo dirigido a donde están bombonas de gas. ¿Se imaginan lo que una bomba molotov puede ocasionar en una bombona de gas, donde hay municiones, explosivos, armas, en pleno centro de la ciudad?”, apuntó desde Fuerte Tiuna.

Padrino López agregó que “nos preocupa que estas células, estos focos, vayan tomando dimensiones superiores producto del llamado de unos actores políticos, específicamente de la oposición, que ha tomado esto muy ligeramente”.

Y en ese contexto, aseveró que en las manifestaciones opositoras “hay un fenómeno de infiltrados cuyo objetivo es causar la muerte de jóvenes con armas caseras y culpar, posteriormente, a los efectivos de seguridad (…) No usamos armas letales. No se equivoquen, porque estamos cansados de ver sangre en las calles por la irresponsabilidad de estos actores [políticos]”.

Lee también
Plan Zamora contempla 10 premisas para actuar contra la oposición

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, denunció a través de su cuenta de Twitter que esa nueva fase del Plan Zamora “es definida por la cúpula, como usó grupos paramilitares como fuerza de choque. Hablan del brazo armado de la revolución”.

Padrino López, también presidente la Gran Misión Abastecimiento Soberano, dijo en Venezolana de Televisión (VTV) que por las manifestaciones hay fallas de abastecimiento y que las mismas pretenden “caotizar el país”

“Estamos evaluando el impacto de todo esto en la Misión Abastecimiento. No es un disturbio local. No se puede ver desde el punto de vista local, hay que ver el mapa nacional. Hay una estrategia para caotizar al país con el abastecimiento de alimentos y medicinas”, apuntó.

Luego mencionó que ha habido ataques a Agropatria y asaltos a gandolas. Los daños por las protestas llegan a 400 millones de bolívares.

No obstante, la ausencia de rubros básicos en los comercios se debe a la merma de la producción y de las importaciones. Solo en el primer trimestre del año las compras externas de materia prima y bienes cayó 30 %, de acuerdo con las estimaciones de las firmas económicas.

Foto referencial: AVN



Participa en la conversación