Pasajes para viajar entre Caracas y las ciudades dormitorio descosen bolsillo de los usuarios

ciudades dormitorio

La mayoría de las personas consultadas en un recorrido hecho por Crónica.Uno afirmó que a dicho gasto le deben sumar el del pasaje interno en las ciudades dormitorio donde viven, que puede variar entre 1000 y 1500 bolívares pese a que el Ministerio de Transporte lo fijó en Bs. 800.

Caracas. Entre la falta de unidades de transporte público, la escasez de efectivo y el sol inclemente que pega todas las tardes, los habitantes de las ciudades dormitorio que trabajan, estudian o hacen diligencias en Caracas deben hacer malabares para poder llegar a sus destinos lo más rápido posible. La inoperancia de los sistemas de transporte del Estado complica aún más el panorama.

Entre 5000 y 7000 bolívares por viaje, dependiendo de la hora y la disponibilidad de unidades, es lo que deben pagar quienes residen en Valles del Tuy, Vargas, Altos Mirandinos, Guarenas y Guatire. 

Sin embargo, todas esas tarifas son superiores a las que autorizó el gobierno de Maduro a finales del mes de agosto en la Gaceta Oficial Extraordinaria N.° 6475, que estableció como monte tope 4800 bolívares para las rutas suburbanas que parten de la ciudad capital.

Algunos usuarios pueden pagar los montos que imponen los conductores, otros prefieren hacerlo solo en casos de emergencia como apagones, retrasos en el Metro —que cada vez son más frecuentes— o si los agarra la tarde-noche en las calles de Caracas. 

Aunado a ello, la mayoría de las personas consultadas en un recorrido hecho por Crónica.Uno afirmó que a dicho gasto le deben sumar el del pasaje interno en el poblado donde viven, que puede variar entre 1000 y 1500 bolívares pese a que el Ministerio de Transporte lo fijó en Bs. 800.

Usuarios pasan roncha para llegar a Valles del Tuy

Silda Martínez, habitante de Cúa, municipio Urdaneta del estado Miranda, trabaja en el centro de Caracas en horario de oficina. Si bien el sueldo que gana mensualmente le permite “darse el lujo” de irse en camioneta, solo lo hace algunas tardes para ahorrar el efectivo, pues no tiene tiempo para retirar 20000 bolívares del banco todos los días. 

A los 5000 bolívares que desembosilla por ir del terminal de Nuevo Circo a Charallave —porque la ruta que iba hacia Cúa la eliminaron— Silda debe sumar Bs. 1500 por ir de su casa a la estación del ferrocarril en la mañana; otros 1500 bolívares de La Rinconada a Plaza Venezuela y, si no la buscan en la estación, el mismo monto para llegar a su casa.  Estima que mensualmente puede gastar hasta 200.000 bolívares en pasaje, si no lo aumentan. 

Oficialmente, el pasaje de Caracas a Charallave es de Bs. 3000; hasta Cartanal, Ocumare del Tuy y Santa Teresa del Tuy deberían cobrar Bs. 3600; mientras que hasta Santa Lucía fue establecido en 3900 bolívares. Crónica.Uno confirmó que ninguna de las líneas que cubren esas rutas desde Nuevo Circo cobra la tarifa oficial.

Los retrasos en la Línea 3 y el temor a quedarse varada en La Rinconada si ocurre otro apagón, hicieron que tanto Silda como su esposo opten por trasladarse en transporte superficial de vez en cuando.

Gracias a Dios, no me ha agarrado ningún apagón camino al ferrocarril. Pero cuando eso pasa, o suspenden el servicio por cualquier razón, hay gente que hasta se ha quedado durmiendo en la estación porque no tienen para el pasaje o no se pueden montar en los ‘rojitos’ que pone la gente del Metro, dice Silda.

En los Altos Mirandinos se las ven feas

Comparado con quienes residen en los Valles del Tuy, los habitantes de los Altos Mirandinos tienen más opciones para trasladarse. Desde hace unos meses salen unidades de Transmiranda —transporte público creado por la Gobernación de Miranda— hacia Los Teques y San Antonio de los Altos que parte desde la estación Zona Rental.

El pasaje en estas camionetas es de 800 bolívares, menos de la mitad de lo que cuesta en las líneas privadas que funcionan cerca de la Plaza Venezuela. En dichas líneas el costo del pasaje es de Bs. 3500 hasta San Antonio y Bs. 3900 hasta Los Teques, aunque la tarifa oficial es de 2400 y 2700 bolívares, respectivamente.

Por eso es que, a partir de las 3:00 p. m. es común ver largas filas de personas esperando en Zona Rental para abordar las unidades de Transmiranda. El Metro de Los Teques dejó de ser una opción para quienes residen en esa región, pese a que el mismo fue enarbolado por el gobierno de Hugo Chávez como la solución a sus problemas de movilidad. 

Graciela Ochoa, quien estudia en Caracas y vive en Los Teques, dice que ahora muchos ni siquiera “se asoman” a ver cómo está el ambiente dentro de la estación Zona Rental. Ahí tienes que esperar media hora o más, súmale lo que se tarda en llegar a Las Adjuntas y después de ahí a Los Teques, exclama la estudiante universitaria.

Vargas, Guarenas y Guatire no se salvan

Los habitantes del litoral central también sufren las penurias de la escasez de efectivo. Ambas rutas que parten desde la estación El Silencio, una hacia Catia la Mar y otra a playa Caribe en Caraballeda, cobran 5000 bolívares por pasaje. La Gaceta Oficial Extraordinaria N.° 6475 señala que el precio del pasaje desde Caracas hasta Catia La Mar y La Guaira es de 2400 bolívares; Macuto, Bs. 2700 y a Caraballeda es 3000 bolívares.

Lee también
Línea 1 del Metro presentó fallas en medio de falta de información oficial

Usuarios consultados señalaron que las opciones alternas son escasas, pues las unidades de Metrobús que se abordan en la estación Gato Negro son insuficientes para la cantidad de personas que todas las tardes abarrotan la entrada del Parque del Oeste, en la avenida Sucre.

Por su parte, hacia Guarenas y Guatire los usuarios tienen que pagar 4500 bolívares si salen desde la entrada del Parque del Este y Bs. 5000 partiendo del terminal de Nuevo Circo, aunque en este último hay muy pocas unidades. Para estas ciudades dormitorio del estado Miranda, el pasaje oficial establecido por el Ministerio de Transporte es de Bs. 2700 a Guarenas y Bs. 3000 a Guatire.

Las quejas de los usuarios son constantes pues, sumado al alto costo de los pasajes, los robos en la vía son el pan de cada día. A diferencia de Valles del Tuy y los Altos Mirandinos, este sector no cuenta con un transporte subterráneo o ferroviario que sus habitantes puedan usar como alternativa para llegar a Caracas.

Según la ONG Transparencia Venezuela, hasta noviembre del año pasado el Metro Caracas-Guarenas-Guatire tenía tan solo 27 % de avance, pese a que la obra fue prometida en 2007 y el gobierno de Chávez pagó más de 7800 millones por su construcción, de acuerdo con datos recabados por dicha organización.


Participa en la conversación