El Gallo Rojo está harto del maltrato de dirigentes y miembros del Ejecutivo por lo que, en una carta, lanzaron espuelas contra Maduro y le exigen rectificar, reunirse y oír a los aliados, de lo contrario, retirarán su apoyo.

Caracas. Las divergencias del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y el Gobierno se mantenían escondidas por razones tácticas, pero las regionales despertaron las pasiones al extremo de que el PCV lanzó candidato propio en Apure. Perdió, pero ganó 27.000 votos.

Las municipales aumentaron las tensiones en las últimas 48 horas, al ver que el candidato del Gallo Rojo y Patria Para Todos (PPT), el exministro Eduardo Samán, fue eliminado en sus planes de ir a la silla del municipio Libertador. Los aliados protestaron el 11 de noviembre ante el Poder Electoral sin que les diera una respuesta. Sin embargo, las discrepancias vienen desde hace meses y se evidencian en una carta que envió el Buró Político del PCV a Maduro, el 23 de octubre, por órdenes del Comité Central, máxima instancia partidista.

La comunicación abre la amenaza de que el PCV se pase a la acera de enfrente, no de la oposición, de persistir el sectarismo del PSUV, de ministros y miembros de la Constituyente Presidencial.

El PCV reclamó a Maduro por la ruptura en los acuerdos a las regionales, consejos legislativos, alcaldías y concejos municipales “sin ninguna explicación”. Al no existir un trato de verdaderos aliados que enfrente un enemigo común, como es el imperialismo norteamericano y europeo, preguntamos a la dirección del PSUV: ¿Qué espera del PCV y del resto de las fuerzas revolucionarias que no formamos parte del Gobierno? ¿Hasta dónde considera el PSUV-Gobierno que podemos ser útiles al proceso revolucionario? Las respuestas a tales interrogantes nos permitirán discernir cuál será el derrotero del GPP y, en consecuencia, posiblemente redefinir nuestra política de alianza, alertaron en la misiva, que aún no tiene respuesta por parte de Miraflores.

Los comunistas deploran la “autosuficiencia y la soberbia de determinados voceros y representantes de altos niveles de dirigentes del PSUV y del Gobierno, en relación con el PCV y otros partidos aliados” demostradas en las elecciones regionales, en las cuales, les aportaron los votos para ganar estados complicados.

El PCV exige a Maduro que reciba al Buró Político para tratar el futuro de la alianza y plantearle un plan económico, que consiste en desmontar el monopolio privado, expropiar y encarcelar a capitalistas especuladores, nacionalizar la banca y desarrollar la producción nacional.

Lee también
PCV aclara que no tiene nada que ver con creación de FARC-Venezuela

Lo exigido del PCV a Maduro:

  • No se ha logrado asumir la vanguardia de la amplia alianza de clases que ha protagonizado el proceso de cambio transcurrido desde 1999 hasta el presente momento.
  • Los cambios económicos, sociales y políticos no tienen el carácter de una Revolución Socialista, sino de un proceso de reformas progresistas.
  • La amplia alianza antiimperialista no funciona realmente, no existe discusión, ni elaboración colectiva de las políticas del proceso. Los factores del Polo Patriótico no son parte de las decisiones del Gobierno, ni ejercen ninguna incidencia ni control hacia las instancias del Estado, excepto por supuesto el PSUV, que es el partido de gobierno. El GPP no es un instrumento de alianza, sino un espacio para la circunstancia electoral.
  • El PCV no está solicitando ser parte del Gobierno, sí ha planteado la necesidad de una dirección colectiva y unitaria del proceso (…) Son incuestionables las correcciones y rectificaciones.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación