El partido comunista rechazó la represión de los cuerpos de seguridad contra las protestas por alimentos en los sectores populares.

Caracas. El Partido Comunista de Venezuela (PCV) consideró insuficiente el incremento salarial de 40 % anunciado por el presidente Nicolás Maduro al indicar que la inflación de diciembre pasado, de acuerdo con cálculos extraoficiales, fue de 81 %. Ese aumento no expresa la necesidad de la familia venezolana, indicó el secretario de relaciones internacionales de la organización, Carolus Wimmer.

Wimmer, quien fungió como vocero de la organización tras la reunión de su buró político, señaló que el Gobierno no debe tomar en cuenta solo los “factores del capital” para mejorar la calidad de vida de los venezolanos. También debe tomar en cuenta la necesidad de alimentos, de educación, de diversión, las necesidades culturales de las familias y eso, con este aumento, está lejos de cumplirse. El valor de la cesta básica es el ingreso mínimo que debería tener una familia venezolana.

El PCV alertó sobre el hecho de que el ingreso por concepto de salario ha ido cayendo hasta representar solo 31 %, mientras que el resto de la remuneración es otorgada por la vía del bono de alimentación. Ese bono lo recibe la minoría de la población, lo trabajadores informales o los que trabajan en el campo no lo reciben. La situación salarial es cada vez más preocupante frente a una inflación acelerada.

La tolda del gallo rojo exigió al Gobierno un “control popular” sobre las políticas de importaciones, así como de distribución y venta de alimentos. Debe haber una política antimonopólica. También debe actuarse en el sector financiero, hemos propuesto la nacionalización de la banca, para enfrentar de forma eficiente ese planteamiento inflacionario.

Wimmer también reiteró la reticencia del partido frente a las últimas leyes económicas aprobadas por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en especial la Ley de Inversión Extranjera Productiva y respaldó los cuestionamientos hechos por Luis Britto García y otros académicos sobre el tema. “Acompañamos las denuncias de las maniobras del capital extranjero en estas legislaciones”, expresó.

Lee también
FMI estima inflación de 10.000.000 % en 2019 para Venezuela

Condena a la represión

Los comunistas también condenaron la actuación de los cuerpos de seguridad frente a las más recientes protestas en los sectores populares, en reclamo por incumplimientos en la entrega de alimentos o fallas de servicios públicos. “Es extraño que un Gobierno que se dice de la clase obrera, con un presidente obrero, responda a esas protestas pacíficas con una represión cada vez mayor”.

También consideraron que se debe abrir un debate para el diseño del segundo plan de la patria anunciado por el Presidente Maduro. Añadieron que el Ejecutivo debe presentar un borrador con su propuesta en el tema salarial, que pueda ser discutido por distintos sectores. Reconocemos que el antiguo plan, concebido en época de Chávez, fue una construcción popular. Se debe hacer un seguimiento, una evaluación y un control de lo hecho. No se puede simplemente hacer borrón y cuenta nueva.

Foto: Carlos Crespo


Participa en la conversación