El director del largometraje sobre la vida del boxeador Edwin Valero considera que su prohibición constituye un golpe bajo a la libertad de expresión.

Caracas. Al igual que la carrera del doble campeón mundial Edwin Valero, la exhibición de la película que cuenta la vida del malogrado boxeador merideño terminó abruptamente debido a la decisión de un tribunal de menores que ordenó retirar la obra de la cartelera nacional, además de prohibir cualquier publicidad relacionada con el largometraje.

El director de “El Inca”, Ignacio Castillo Cottin, alertó sobre la naturaleza irregular de la medida que, a su juicio, constituye un zarpazo contra la libertad de expresión.

“El juez tomó una medida de oficio y no solo sacó de las salas de cine a “El Inca”, sino que también prohibió cualquier publicidad y además confiscó el material original de donde se realizan las copias de la película. Se tomó la atribución de sacarla de la cartelera por una medida cautelar, no nos da el derecho a defendernos”, explica el realizador, quien recordó que el film protagonizado por Alexander Leterni ya había superado un primer reclamo legal de la familia del pugilista, que exigió en un principio derechos de autor y ahora alegó que el material audiovisual de la película “daña la reputación e imagen de Valero y que incluso puede perjudicar a sus dos hijos menores de edad”.

Lee también
Película “El Inca” les echará una mano a hijos de Edwin Valero

“Que haya cuestionamientos de la película por parte de la familia es algo hasta legítimo. Eso se puede resolver en tribunales y no es lo que me hace ruido. Aquí lo grave es que el juez se toma la atribución de sacar de las salas de cine esta obra en 24 horas, además confisca el material y prohíbe la publicidad. Allí se violenta la libertad de expresión”, recalcó Castillo Cottin, que lamentó que esta medida llegue justo durante la buena acogida que había tenido “El Inca” entre los espectadores.

“La película había tenido una muy buena receptividad. La gente salía de las salas y se daba cuenta de que aquí no había ningún tema político. La taquilla era similar a la que habían recibido los films venezolanos en los últimos meses. No había sido extraordinaria, pero teníamos la esperanza de que aumentara”, afirmó el director, cuya meta principal es que su película regrese a las salas nacionales.

Foto referencial



Participa en la conversación