Pescaderos guayaneses sufren un viacrucis para vender en Semana Santa

Los precios del pescado han aumentado hasta 100 % en comparación con los de la semana pasada, mientras que los guayaneses buscan las opciones más económicas para estos días, aunque no siempre tengan éxito.

Ciudad Guayana. Todo por kilo: cazón, Bs. 25.000. Bonito, dorado y lebranche, Bs. 16.000. Atún: Bs. 24.000. Carite, Bs. 18.000. Chucho, Bs. 24.000. Morocoto, Bs. 12.000. Sardina: Bs. 5.000.

Esos son los precios que han visto los guayaneses durante estos días en los mercados de Puerto Ordaz y de San Félix para la Semana Santa: todos son  100 %  más costosos que la semana pasada.

Los pescaderos se defienden al respecto: llevar pescado a la mesa de los guayaneses en Semana Santa ha sido, como lo explican, un viacrucis para todos ellos.

“Esta semana, con la subida del dólar, todo ha aumentado. Por ejemplo, la sardina aumentó de 2.500 a 5.000. Nosotros compramos en los mayoristas de Chirica, en San Félix, y ellos lo traen de Carúpano, Puerto La Cruz y Güiria. Este año no ha sido como antes, pero la gente igualmente se ha movido para comprar un poco”, explica Jesús Romero.

El caso de la sardina, apunta Rafael Toledo (un pescadero del mercado municipal de Unare, en Puerto Ordaz), es el más difícil: los apagones han dificultado su compra. Así lo explica:

La sardina tiene tiempo que no viene porque en Carúpano no hay hielo. No hay luz, y si no hay luz no hacen hielo, y si no hay hielo no traen sardina. Además, el hielo lo están vendiendo en efectivo y no hay efectivo”.

Aunque sea poco

Lee también
Gabriel Vera con su foto Viacrucis en la Cota 905 gana el concurso Cronista Gráfico de Crónica.Uno

José Valenzuela, vendedor de Puerto Ordaz, cree que el viacrucis de los pescaderos no es exclusivo de Semana Santa, pues la comida aumenta todos los días.

“No es por Semana Santa. La caja de sardina a mí me la estaban vendiendo en 8.000 ayer. Hoy me la venden en 30.000. Hoy está en un precio y mañana en otro. ¿Y cómo hago? Tengo que venderlo un poquito más caro porque a mí me alquilan el punto y tengo que pagar un porcentaje”.

—¿Por qué no tiene su punto de venta?

Yo tengo un papeleo desde hace rato y no me han dado el punto. Es una matraqueadera. En un mercado municipal, un gobierno serio viene y dice: “Póngale su punto al hombre aquí”. Pero no.

Los pescaderos trabajarán entre jueves y viernes. Para no perder, sobre todo. Los guayaneses, mientras tanto, buscan las mejores opciones para que no falte el pescado en la mesa en estos días. Como Norma Lugo: “Ya compré el cazón para hacer el pastel. Me faltan los huevos, el plátano y el queso. Un poquito de todo, pero hay que tenerlo en la mesa, aunque sea poco”.


Participa en la conversación