Desde hace cuatro meses, los pacientes están solicitando inmunosupresores al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, para evitar el rechazo del órgano. 3500 personas están en riesgo, una falleció el pasado domingo, luego de tener tres meses sin medicinas.

Caracas. El 12 de noviembre pasado, Belkis Solórzano grabó un video en el que pedía ayuda a las autoridades de salud. Luego de 13 años trasplantada de un riñón, lo perdió debido a que desde hace tres meses no recibía los inmunosupresores para evitar el rechazo del órgano.

Ese día que dio su testimonio a Francisco Valencia —también trasplantando— y quien funge como presiente de Codevida, coalición de organizaciones que velan por el derecho a la salud, falleció esperando ayuda.

Es el primer deceso que ocurre en cuatro meses, desde que 3500 pacientes llevan sin recibir los medicamentos antirechazo.

El presidente del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) Carlos Rotondaro, informó en septiembre pasado que ya se estaban transfiriendo los recursos para volver a traer más lotes de tacrolimus, uno de los fármacos que más presentaba escasez.

Lee también
“Vendí mis corotos para ir a Colombia a comprar medicinas para mi trasplante y me vine sin nada”

En agosto, llegaron al país 3000 frascos del medicamento que toman 1017 trasplantados y que estuvo en ausencia por tres meses este año.

Pero a la vista y necesidad de los afectados las dosis no alcanzaron. Y la realidad actual es que los pacientes iniciaron vía redes sociales una campaña para visibilizar sus casos y demandar la entrega, que desde hace tres años es intermitente.

Otra queja que venían exponiendo, la cual fue avalada por la Sociedad Venezolana de Nefrología, es el cierre del programa de procuras de órganos por parte de Fundavene, lo cual es otra condena más a los pacientes que están en lista de espera por un órgano.

Por tanto, Valencia exigió al Gobierno atender esta emergencia humanitaria, pues no solo son los 3500 trasplantados, sino que hay cerca de 10.000 pacientes crónicos que tampoco están recibiendo sus medicinas.

Citó el caso de las mujeres con cáncer de mama que llevan 8 meses sin el tratamiento.

Luego del deceso de Solórzano no ha habido información oficial al respecto. Codevida llevará el caso a instancias internacionales, pues sabe de otras 50 personas trasplantadas que actualmente no se están sometiendo al protocolo total de los medicamentos.

Foto: Archivo de Crónica.Uno



Participa en la conversación