Policaracas ebrio asesinó a joven y pretenden fingir enfrentamiento

Policaracas asesinó

Yeiker Flores, de 18 años, recibió un tiro la noche del domingo 12 de mayo. El hecho ocurrió en el barrio Santa Ana de Carapita, cuando la víctima defendió a su hermanito luego de que el funcionario lo amenazara con su arma. El presunto homicida se encuentra prófugo junto con su pareja e hijo de 11 años.

Caracas. Cuando Yeiker José Flores Istúriz, de 18 años, recibió el tiro gritó que no lo dejaran morir. Su hermano mayor, su primo y unos vecinos que estaban afuera de la casa inmediatamente lo llevaron en un carro hasta el hospital Pérez Carreño,  pero llegó sin signos vitales. Murió a las 8:30 p. m.

Yeiker solo defendía a su hermanito, de 16 años, de la pareja de su tía Lisandro Urbina. Minutos antes éste lo había apuntado con su arma de reglamento, bajo los efectos del alcohol, y el adolescente corrió asustado a contarle a su abuela. El hombre es funcionario de Policaracas.

El menor de 16 años había ido a buscar a su primo, de 11 años, porque se había ido la luz y él estaba solo en la casa ya que su mamá, Vicmar Vielma, había salido con su pareja. Pero al llegar, ambos ya se encontraban en la vivienda y discutían frente al pequeño.

Mi mamá me llamó para decirme que Lisandro había apuntado a mi hijo y que le iba a ir a reclamar, porque no podía hacerle eso al niño. En eso escuché un disparo por el teléfono y mi mamá me dijo: Yeiker salió para allá a decirle algo, déjame ir a ver qué pasó, aunque no creo que Lisandro le haya disparado, contó Jenifer Istúriz, madre de la víctima, quien horas antes estuvo en casa de su mamá por el Día de las Madres, el domingo 12 de mayo.

El joven recibió el disparo en el costado izquierdo. Nunca había discutido con la pareja de su tía, pero en el sector Las Torres de Santa Ana, en Carapita, el funcionario sí tiene fama de “peleón” entre los vecinos.

Lee también
Comerciante fue asesinado por un amigo durante el robo de su casa

Cada vez que ingiere bebidas alcohólicas discute con su pareja, la apunta con el arma tanto a ella como a su hijo, de 11 años, o saca el arma y dispara al aire. Incluso los vecinos dijeron que le da por abusar de su rol como policía para pedirle documentos a los muchachos del barrio.

En la morgue de Bello Monte le informaron a su mamá que el hecho fue registrado como un enfrentamiento y por lo tanto dejaban a Yeiker como un delincuente. Situación que la familia desmiente.

Ahí no hubo ningún enfrentamiento, hubo un solo tiro y en la casa no hay disparos. El único enfrentamiento es porque los vecinos lanzaron piedras, botellas, palos, cualquier cosa a casa de ese hombre porque estaban molestos por lo que hizo. Siempre ha sido agresor en el barrio, contó Jennifer.

La mujer, madre de cuatro hijos, luchará por hacer justicia. Llevará  ante la justicia cualquier prueba que sea necesaria para comprobar la inocencia de su hijo, quien estaba graduado de bachiller e hizo un curso de barbería.

El próximo miércoles se iba a vivir a Colombia. La situación del país está muy mala y a él no le alcanzaba con su trabajo, a mí tampoco me alcanzaba para mantenerlo, así que él se iba a ir. Yo estaba pidiendo dinero prestado para ayudarlo y me dijo que desde allá me iba a ayudar, dijo.

El presunto asesino se encuentra prófugo con su pareja Viacney, quien también es funcionaria de Policaracas. Ambos tienen seis años de relación. El hijo de ella, de 11 años, es producto de su relación con el hermano de Jennifer. Huyeron con el niño.

Yo a mi sobrino lo he cuidado y se lo he protegido como a un hijo, no entiendo por qué ella no pudo proteger a mi hijo y evitar que lo mataran. Estamos preocupados por el niño, ella no quiere a su hijo porque su hijo está en peligro y aún así se fue con ese hombre agresivo.

Lisandro tiene 49 años y se encuentra adscrito a la Brigada Motorizada de Policaracas. La denuncia fue introducida ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

A mi hijo le van a hacer prueba de balística para que se sepa que él no disparó. No voy a descansar hasta que ese hombre pague lo que hizo. Quiero que se haga justicia, que me pidan todo lo que tengan que pedirme pero mi hijo no se enfrentó, a él lo mató porque quiso, porque es enfermo y agresivo.


Participa en la conversación