Por caso Albán acusan a dos Sebin con delitos cuya pena apenas supera los seis meses

Según el Ministerio Público, Miguel Dos Santos y Keyberth Cirelli no consultaron a sus superiores antes de despojar de las esposas a Fernando Albán, antes de que presuntamente se quitara la vida en la sede de Plaza Venezuela. Uno de los abogados del caso considera que la acusación de la Fiscalía es una burla. 

Caracas. El Ministerio Público acusó a dos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) por incumplimiento de mecanismos de seguridad, durante la custodia del concejal del municipio Libertador, Fernando Albán. 

El inspector Miguel David Dos Santos Rodríguez, de 29 años, y el detective Keyberth José Cirelli Moreno, de 30 años, no consultaron a sus superiores al momento de despojar de las esposas al concejal ni tampoco activaron otros mecanismos durante su custodia, según la Fiscalía. 

Lee también
Acta de defunción de Fernando Albán señala que murió de una caída de altura

Albán, presuntamente se suicidó, el pasado 8 de octubre de 2018 en la sede del Sebin en Plaza Venezuela. Se lanzó desde el piso 10 durante la hora del almuerzo, cuando pidió ir al baño. La versión del Sebin es que se arrojó por una ventana cerca del sanitario donde se encontraba. 

La Fiscalía 59ª nacional acusó a Dos Santos Rodríguez y Cirelli Moreno por el delito de quebrantamiento de las obligaciones de custodia, previsto y sancionado en el artículo 267 del Código Penal.

En el escrito presentado ante el Tribunal 31º de Control del Área Metropolitana de Caracas los representantes del Ministerio Público requirieron la admisión de la acusación y el enjuiciamiento de los hombres.

El concejal Albán fue detenido el 5 de octubre de 2018 en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, proveniente de Nueva York, en virtud de una orden de aprehensión en su contra, dada su presunta vinculación con el intento de magnicidio ejecutado el 4 de agosto de ese año contra Nicolás Maduro. 

Por su parte, Alfredo Aguilar,  uno de los abogados de la defensa del caso del exconcejal Fernando Albán, considera que las acusaciones presentadas por el Ministerio Público (MP) son una burla, pues los funcionarios del Sebin fueron acusados por delitos cuyas penas no superan los seis meses y catorce días y adicionalmente son cargos relacionados con la fuga de custodios y no con la muerte de estos.

En entrevista para Unión Radio, Aguilar aseguró que existen varias «irregularidades» que no se están considerando en el caso.

«Esta actuación se entiende como una nueva burla (…), esa pena o ese delito por el que se le está acusando es un delito que se le aplica a los custodios a los que los detenidos se les escapa (…), el problema es que el detenido no está prófugo, está muerto bajo custodia del Sebin», sostuvo.

A casi un año del fallecimiento del exconcejal, se reiteró que no se ha tenido acceso al expediente.


Participa en la conversación