La producción manufacturera de alimentos cayó 82,3 % desde 2007 hasta el primer semestre de 2019, según el BCV. Cavidea asegura que entre junio 2018 y junio 2019 el consumo de alimentos, bebidas y tabacos se contrajo 68 %. Una medición que aplican a 98 categorías de productos.

Caracas. Tras cinco años de recesión económica en Venezuela los efectos son letales para la industria y para la población. Hoy el sector industrial opera a 20 % de su capacidad instalada. Las plantas están sobredimensionadas para la demanda actual, según la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria). El mercado se vuelve cada vez más pequeño, frente a una población empobrecida que ya no tiene independencia económica para adquirir los bienes y servicios de su preferencia. Los productos tardan días en los anaqueles, a pesar de que en algunos casos los empaques se han reducido de tamaño para que el consumidor los pueda llevar. De 2012 a 2019 el consumo se contrajo 50 %, de acuerdo con el Banco Central de Venezuela (BCV).

  • En promedio el venezolano llevaba 15 productos ahora apenas 4, de acuerdo con cifras divulgadas por la Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios (Ansa) en la Asamblea Anual de Fedecámaras.
  • La reposición de un artículo se hacía en 24 horas, en la actualidad esto tarda 5 días aproximadamente, según la Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios (Ansa).
  • La producción manufacturera de alimentos cayó 82,3 % desde 2007 hasta el primer semestre de 2019, revelan datos divulgados en la página del BCV.
  • Cavidea asegura que entre junio 2018 y junio 2019 el consumo de alimentos, bebidas y tabacos se contrajo 68 %. Una medición que aplican a 98 categorías de productos.
  • En un año (junio 2018-junio 2019) el consumo de estos productos se redujo de la siguiente manera: cereales 57 %, salsa de tomate 57 %, harina de maíz precocida 48 %, trigo 31 %, pasta 23 %, avena 84 %, atún enlatado 70 %, azúcar 22 %, mayonesa 33 %, sardina 28 %, lácteos 68 % y bebidas deportivas, refrescos, jugos y maltas 96 %.
  • La Fundación Bengoa revela que 80 % de la población tiene dificultades para acceder a la canasta alimentaria básica. Mientras que Cáritas de Venezuela advierte que, de enero a marzo de este año, la calidad de los alimentos se deteriora masivamente.
  • Un estudio de Datanálisis afirma que apenas 30 % de la población tiene capacidad económica para adquirir bienes de consumo masivo como las pastas, cereales, bebidas, etc. El 70 % de la población reduce cada vez más los productos que lleva o en algunos casos ya no lleva.
  • La caída del consumo trae como consecuencia las compras grupales, sustitución de productos por métodos artesanales y el trueque.
  • La industria de alimentos en la actualidad produce 480.000 toneladas métricas al mes. En años anteriores la cifra se ubicaba en 2 millones de toneladas, lo que equivale a una disminución de 76 %.
  • Representantes del sector sostienen que hoy hacer compras no es una experiencia agradable para los venezolanos. La población visita más veces los establecimientos ante la incapacidad de poder adquirir varios artículos en una cola compra. El salario mínimo en Venezuela es de seis dólares, aproximadamente.

Participa en la conversación