Entre los vecinos hay incertidumbre por lo que sucede en el cuartel ubicado en el estado Carabobo.

Valencia. Durante la noche del 27 de diciembre, los vecinos que residen cerca de la Brigada Blindada de Fuerte Paramacay (Carabobo) se mantuvieron en zozobra debido a la práctica militar.

María Quintero, residente de la zona, contó que ya se había acostado cuando de repente comenzó a escuchar las detonaciones. Del susto, se paró y salió corriendo hasta el porche de su casa.

No sabemos a qué se deben estas prácticas, por lo general los militares lo hacen los martes y jueves como a las 4:00 a. m., lo de ayer  [miércoles] fue raro porque no estamos acostumbrados a este tipo de explosiones, era impresionante.

A Omaira Gutierrez le sucedió algo parecido. Las ventanas de su hogar vibraron y no fue por un temblor, ni mucho menos por un terremoto. Las explosiones de lo que —se presume— proviene de un tanque de guerra, se sintieron en los objetos de vidrio que tiene en su casa. Relató que se sintió angustiada tras haber escuchado los estruendos que se registraron esa noche.

Las detonaciones de este tipo no se volvieron a manifestar desde que un grupo de militares rebeldes intentó tomar la Brigada Blindada 41°. Todavía no hay información oficial que justifique estas actividades.

Foto: Leomara Cárdenas

Lee también
Trabajadores de Ford venden dotación de uniformes para alimentarse


Participa en la conversación