El coleccionable de Rusia 2018 ya se empezó a vender en varios países suramericanos como Colombia, que lo adquirió a través de su principal diario.

Caracas. El diario más importante de Colombia encartó en su edición dominical cerca de 600.000 ejemplares del álbum oficial del Mundial Rusia 2018. El entusiasmo por la participación de la selección cafetera en el evento y la tradicional “fiebre” de los amantes del fútbol por completar la colección de barajitas agotó rápidamente el tiraje de la publicación de información general.

En Venezuela, el álbum también saldrá a la venta, aunque no será hasta después de la Semana Santa que se dará a conocer el precio del Panini y las barajitas, según informaron escuetamente desde Inversiones Kaluca, la distribuidora del coleccionable en el país.

La distribución de los cromos y el librito mundialista tendrá que sortear varios obstáculos antes de dar el puntapié inicial para el público criollo. El más obvio de todos es el contexto hiperinflacionario en el que está hundida la economía venezolana, que eleva hasta las nubes los costos para importar y comercializar el producto.

La falta de efectivo también atenta en contra de la colección, pues, en ediciones pasadas, el Panini se solía vender en los quioscos al igual que las calcomanías, pero con el escaso papel moneda y sin puntos de venta en todos los puestos de periódicos y revistas, la adquisición del álbum se limitaría a librerías y a los pequeños locales que pueda habilitar la importadora y mediante transferencia bancaria a través del portal de Tubarajita.com.

Las especulaciones del precio

En las redes sociales, las especulaciones sobre el precio del ejemplar 2018 abundan. La cuenta de Twitter Fútbol sin Censura que suele divulgar noticias, estadísticas, datos e informaciones sobre el balompié nacional e internacional aseguró a principios de marzo que el Panini costaría 1,3 millones de bolívares, y los sobres 162.000 bolívares. En Colombia, el álbum cuesta el equivalente a 92.000 bolívares.

Lee también
Producción de café solo abastece 25% de la demanda nacional

Hace cuatro años con motivo del Mundial Brasil 2014, el pequeño libro para pegar las figuritas de equipos, futbolistas, escudos de las selecciones y estadios se vendía a 160 bolívares y los sobrecitos a 50. El sueldo mínimo para entonces era de poco más de 4000 bolívares.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación