Precios de la carne la alejan de los platos barineses

El alza del dólar disparó los precios de la carne de res en la entidad llanera. El salario mínimo a duras penas alcanza para un kilo de carne. Los productores aseguran que no hay quien controle las cadenas, pues pese a los aumentos, la carne en pie es mal pagada en los mataderos.

Barinas. La proteína animal cada día es más difícil servirla en las mesas venezolanas. Pese a ser el mayor productor de carne, con un récord de 30.000 reses mensuales, en sus mejores tiempos, los llaneros sufren para pagar el precio de la carne.

Y es que los precios de esta proteína animal superan el monto del salario mínimo en Venezuela. Un kilo de carne de res de primera se consigue entre 40.000 y 48.000  bolívares en las carnicerías. En un recorrido realizado en el mercado La Carolina, ubicado en el centro de la ciudad, el costo del kilo de bistec de primera se adquiere desde 38.000 bolívares y el pollo en 37.000, entero por kilo.

Caminar antes de comprar

En el sector de Los Guasimitos, que se ubica unos metros más allá del río Santo Domingo, el costo de la carne está entre los 32.000 y 35.000 bolívares. Este lugar es muy conocido, dada la oferta de la proteína animal y los precios de venta al público, los cuales son considerados más económicos que en la ciudad, por lo que quienes pueden visitar el lugar, no pierden la oportunidad.

Los precios superan el sueldo mínimo.

“La carne en canal nos la dejan en el matadero a 21.000 o 22.000 bolívares, pero uno debe pagar local, servicios, personal, el transporte de esa carne, entonces para medio cubrir los costos se deja a ese precio. Tampoco queremos que la gente deje de comer carne”, comentó Freddy Parada, trabajador de una de las carnicerías del referido sector.

De igual forma, en todos los establecimientos visitados, tanto carnicerías independientes como las ubicadas en el mercado, los clientes sacaban cuentas de los precios y buscaban la carne que más se ajustara a sus bolsillos, pues en la última semana, el incremento, según los carniceros entrevistados, fue de más de 10.000 bolívares.

Esto no se aguanta. Cada día es menos lo que se puede comer y uno piensa es en los niños, que van a pasar hambre y esto no va a tener solución”, dijo una cliente en una de las carnicerías en el mercado La Carolina.

Y es que el precio del dólar hizo de las suyas en todos los niveles. A medida que subía la moneda estadounidense, todo se incrementaba, incluyendo la comida. Pollo, carne de res y de cerdo cada día se hacen imposibles de consumir para los barineses.

Para el presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Barinas, José Labrador, los dos eslabones más afectados son el productor y el consumidor, pues asegura que aunque el precio de la carne aumente, no significa que el productor reciba mayor ganancia.

Lo ideal es que se manejen precios acordes a los costos de producción… En la alimentación para las vacas se va 15 % de la producción, en salarios 20 %, en medicinas y todo lo demás se va 30 % más, entonces de ganancia lo que queda es 20 % de la producción. Para producir un litro de leche se gasta entre 3000 y 3500 bolívares y la están pagando entre 2800 y 4000 bolívares”, dijo Labrador.

Explica que diariamente suben los precios de los alimentos, medicinas y la alimentación del personal. “El más afectado es el de a pie, el que compra su litro de leche y el productor que son los que deberían ser más beneficiados”, dijo.

Asegura que los precios de venta al público en nada benefician al productor, pues hasta la semana pasada recibían por cada kilo en pie 7.500 bolívares y 10.000 esta semana. “Pero esa carne la vendieron a treinta y pico… no se entiende. No hay un control en las cadenas. En otros países se protege al productor y al consumidor, no es que vas a acabar con nadie, pero metes la lupa, es por el mismo fenómeno económico. Nadie defiende al productor primario y, lo peor, nadie defiende al consumidor final”, agregó.

Lee también
Costo de alimentos casi se duplicó en agosto

Dijo que los cálculos deben hacerse en moneda fuerte, pues todo está dolarizado no solo en la entidad llanera, sino en el ámbito nacional.

Falta de personal

Otra de las razones por las cuales los costos de producción se incrementan, es porque no hay casi personal, por lo que deben “inventar” estrategias para que los trabajadores no se vayan. “Se les da la comida, se les paga en dólares. Es necesario tener tractoristas, quienes estén en la finca y quienes no están es porque no han podido y otros, no quieren trabajar porque no es rentable. Hay que buscar la manera para que no se caiga la finca”, dijo.

Leche cruda

Los barineses buscan alternativas para estirar el dinero. En el caso de la leche, hay varios centros de distribución en la ciudad, en la que venden leche cruda por litros a la población. La misma se puede adquirir en 6000 bolívares y cada quien lleva sus envases. “Uno llega y compra su leche y la hierve. Es más económica que la de cartón”. El costo de la leche envasada asciende a 15.000 bolívares, lo que representa casi 50 % de ahorro.


Participa en la conversación