En diciembre de 2016, el cartón de huevos costaba Bs. 5200 y el kilo de queso duro se vendía por Bs. 4500. En lo que va de año, estos productos han aumentando su precio al ritmo de la inflación y actualmente se ubican por encima de los 40.000 bolívares.

Caracas. En esta oportunidad, los protagonistas inflacionarios son alimentos como quesos y huevos que se han incrementado más de 700 % en 10 meses, por tal motivo, Mary Hernández, profesora residente de Puente Hierro, contó que cada vez compra con menos frecuencia algunos de estos rubros.

Comentó que “con los quesos intento adquirir el más económico y si antes compraba un kilo, ahora me llevo menos. Todas las semanas se dispara” y agregó que con los huevos la adquisición es esporádica.:”Un cartón lo busco de vez en cuando”.

A lo largo de este año, los precios de los alimentos básicos se han disparado debido a que la producción está afectada por los controles gubernamentales.

En diciembre del año pasado, el queso duro oscilaba alrededor de los 4500 bolívares en los mercados populares, pero hoy, el kilo cuesta 39.700 bolívares. Es decir, según lo registrado, el precio de este rubro aumentó 782 %.

El queso Santa Bárbara y Palmizulia también tienen una variación similar y sus costos rondan entre los 50.000 y 60.000 bolívares el kilo en los mercados municipales, pero en algunos supermercados puede estar hasta en 80.000 bolívares.

Entretanto, el queso amarillo ya sobrepasa los 100.000 bolívares sea comprado en mercados populares o en cadenas de supermercados.

Sin quedarse atrás, el cartón de huevos cuesta 45.000 bolívares y en diciembre del año pasado estaba en 5200 bolívares. La variación en el precio de esta proteína en los últimos 10 meses ha sido de 765 %.

Lee también
Borges: El Gobierno fue el que creó este problema en el que está metido con la deuda (y II)

Los altos precios han obligado a cambiar los patrones de consumo. El reporte “La Canasta Familiar: Ajustando prioridades” de Ecoanalítica estima que el poder adquisitivo del venezolano sigue en picada y ha disminuido 37,2 % en el transcurso de este año.

81 % de la población vive en condiciones de pobreza y las familias más pobres destinan 90 % de su presupuesto a alimentos, destaca la firma. Por tanto, los saltos en los precios de pollo, hortalizas, entre otros productos golpean fuertemente a los grupos con menos ganancias.

Foto: Angeliana Escalona



Participa en la conversación