El Jefe de Estado reiteró que algunos presos políticos quedarán en libertad y expresó que el rumbo de Venezuela es el socialismo. Insistió en que el presidente de Pdvsa tiene amplios poderes.

Caracas. Este jueves Nicolás Maduro acudió a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a presentar sus credenciales de presidente reelecto hasta el 2015, pero el Jefe de Estado fue juramentado y volverá a hacer un acto similar el 10 de enero de 2019.

Cuando se instaló la sesión de la ANC, la presidenta de la instancia, Delcy Rodríguez, leyó un decreto que señala que Maduro “deberá prestar juramento y tomar posesión de su cargo el próximo 10 de enero de 2019, de conformidad con el artículo 231 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, pero minutos después, Rodríguez lo juramentó.

Juro ante este Poder Constituyente, ante la Constitución, ante el pueblo, la Patria y Dios, juro cumplir y hacer cumplir la Constitución, le dijo Maduro a la presidenta de la ANC.

De acuerdo con la Constitución, la juramentación tiene que efectuarse ante la Asamblea Nacional, por tal motivo, el abogado Juan Raffalli señaló que “lo que se ha hecho es incorrecto y es la consecuencia de haber hecho una elección adelantada”.

José Vicente Haro, abogado, dijo que “por esta vía Maduro busca ya su legitimación y no quiere hacer su juramentación ante el Parlamento”.

Maduro expresó que Venezuela tuvo unas elecciones libres, legítimas y por eso vine a entregar mis credenciales para el período 2019 a 2025 y se me ha hecho entrega de un decreto para que siga en el ejercicio de la presidencia y el 10 de enero sea mi juramentación, junto al pueblo y con mucho amor.

Lo que ha dicho el TSJ

El acto de este jueves realizado por la ANC no tiene ninguna validez jurídica, al menos a la luz de la Constitución y de la jurisprudencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, instancia que en los últimos 18 años se ha referido en al menos tres ocasiones al asunto.

Los artículos 230, 231, 192 y 219 de la Constitución no requieren aclaración alguna, pues sus textos son explícitos, señaló en mayo de 2001, la intérprete de la Carta Magna al responder el recurso de interpretación que el entonces presidente de la Asamblea Nacional, el fallecido Willian Lara, interpuso para determinar el día exacto del inicio y finalización de los períodos del primer mandatario y de los diputados, cargos que fueron relegitimados en julio del 2000, luego de la entrada en vigencia del nuevo texto fundamental.

En esa ocasión, la Sala, en su fallo número 759, señaló que “la duración del mandato del Presidente de la República es de seis años y la toma de posesión, mediante juramento ante la Asamblea Nacional, el 10 de enero del primer año del período constitucional”. De esta manera, la instancia rechazó la tesis de algunos juristas y opositores, los cuales afirmaban que el primer sexenio de Hugo Chávez debía culminar el 19 de agosto de 2006, pues asumió su puesto el 19 de agosto del 2000.

Lee también
Diputados exhortan a la FANB a defender “a plomo limpio” soberanía nacional ante el ELN

En ese dictamen, redactado por el fallecido magistrado José Manuel Delgado Ocando, el máximo juzgado prefirió extender, por casi cinco meses, el mandato presidencial, otorgándole la polémica “ñapa” al Jefe del Estado; y así lograr que el mismo finalizara el 10 de enero de 2007, tal y como lo manda el artículo 231 de la Carta Magna, pues de lo contrario, alertó que “habría que enmendar la Constitución” o también debería desaplicarse “el artículo 231 (…), lo cual sería inconstitucional y, enmendador, por ende, de la norma suprema”.

Este criterio fue reiterado por la instancia en dos ocasiones en 2013, con motivo de la crisis institucional abierta a raíz de la no juramentación de Chávez tras su tercera reelección, debido a los problemas de salud que le terminaron costando la vida el 5 de marzo de ese año; y por su sucesión.

En un primer fallo la Sala permitió que el entonces mandatario electo pudiera continuar ostentando el cargo, pese a que no acudió ante el Parlamento para cumplir el “requisito indispensable” de juramentarse; y abrió las puertas para que lo hiciera ante ella cuando pudiera. En un segundo dictamen, con motivo del fallecimiento del Jefe de Estado y donde declaró que el entonces vicepresidente Nicolás Maduro era el nuevo primer mandatario y podía competir en las elecciones sobrevenidas que se celebraron el 13 de abril de ese año, estableció que el vencedor culminaría el período que había comenzado el 10 de enero de ese año.

Es decir, el TSJ ha dejado harto claro el momento del comienzo y fin de los mandatos presidenciales, fecha que es inamovible a menos que se modifique el artículo 231 de la Constitución.

Lee también
Dar una sanción definitiva por delitos de odio tendría un costo político para el Gobierno

Liberación de algunos presos políticos

Tras su juramentación, el primer mandatario apuntó que en su nuevo período buscará afianzar el modelo socialista. Y tal como ha sucedido en otras oportunidades señaló que dialogará con diferentes sectores y hasta prometió liberación de presos políticos.

En la alocución, admitió que se han cometido errores e hizo un llamado a la rectificación. “Hace falta una rectificación, hacerlo de nuevo y mejor, tenemos que cambiar este país, tenemos que empezar por nosotros”.

Después agregó que “solo el pueblo salva el pueblo ¿Quién salva al pueblo? ¿Superman? o ¿Super-Nico? No hay Superman o Super-Nico. Tenemos al Super-Pueblo, y hay que apoyarlo”, apuntó y luego destacó que ya se puso a trabajar en un sistema de gobierno popular.

Tal como ha sucedido en otras oportunidades volvió a llamar al diálogo y a la unión. Tengo agendado el diálogo político, social, cultural, quiero escuchar a los intelectuales. Soy capaz de escuchar al otro bando, a la oposición. Quiero escuchar a los sectores empresariales, les puedo tener la mano para un nuevo comienzo.

En ese contexto, reiteró que autoriza la liberación de presos políticos, sin embargo, no precisó a quiénes les revisarían las causas.

“Que esas personas salgan en libertad si no han cometido crímenes, ya Venezuela vivió procesos de pacificación. Solo saldrán a las calles los que no hayan cometido delitos graves como asesinato u homicidio (….) Yo quiero que esas personas salgan en libertad y se les dé una oportunidad”, aseveró.

Delcy Rodríguez, a través de su cuenta de Twitter, indicó esta semana que la Comisión de la Verdad de la ANC revisará los casos, sin dar mayores detalles.

Hacia el socialismo

Maduro en su discurso hizo un llamado al sector privado, pero, en paralelo, dijo que se buscará consolidar el modelo socialista.

Lee también
Diosdado Cabello niega que ya exista un proyecto de Constitución

Venezuela ha vuelto a ratificar su rumbo: el socialismo (…) Han elegido ustedes un Presidente para construir el socialismo; para solucionar los problemas; para el diálogo y la pacificación; que es pueblo, que es pueblo de verdad”, agregó.

Comentó: “Queremos el plan de la Patria, no queremos la oscuridad neoliberal”.

El Plan de la Patria 2025 hace énfasis en el modelo comunal y en el control a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y el carnet de la Patria.

Hasta indicó que Pdvsa es socialista y ratificó que el presidente de la estatal, Manuel Quevedo, sigue con amplios poderes.

Necesitamos aumentar en un millón de barriles diarios la producción ¿Dónde está la clase obrera petrolera? ¿Cuento o no cuento con la clase obrera petrolera? No hay nadie por encima del presidente de Pdvsa. Manuel Quevedo está autorizado para que haga todos los cambios.

La producción de la petrolera está en 1,5 millones de barriles diarios y en un año ha perdido más de 600.000 barriles diarios.

En la medida que cuestionaba el capitalismo, le pedía a las empresas a invertir.

Quiero escuchar a los sectores empresariales. Les puedo tender la mano para un nuevo comienzo. Empresario pequeño, grande, empresarios internacionales. Me plantearon que las empresas europeas tienen problemas. Le dije al ministro de Finanzas (Simón Zerpa) que convoque a las empresas europeas, que vean sus problemas, que conviertan deudas e inversiones, expresó.

En días pasados, de hecho, anunció la conformación de una comisión de economía, lo que ha repetido en 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017.

Expresó que las sanciones generarán problemas a los ciudadanos.

“A mí no me intimidan las sanciones. Las sanciones pedidas por la derecha venezolana hacen sufrir a Venezuela, golpean a los venezolanos de a pie. Nos impiden conseguir el dinero, pero las vamos a enfrentar. Nos van a crear grandes dificultades que enfrentaremos paulatinamente. ¡Las sanciones serán anuladas y derrotadas!”, dijo.

Esta semana, la administración de Donald Trump amplió las sanciones que prohíben a las empresas estadounidenses adquirir cuentas por cobrar de la estatal.

Foto: ANC


Participa en la conversación