Durante reunión con la comisión consultiva de la Asamblea Nacional, algunos expresaron posiciones en contra, otros a favor y otros se mostraron escépticos sobre posibles resultados. Pidieron que antes de iniciar las negociaciones, la oposición exija la libertad de todos los presos de conciencia.

Caracas. Duro y cargado de dolor, desesperación y angustia. Así fue el ambiente que se respiró este jueves en la quinta sesión de la comisión parlamentaria designada para consultar a la sociedad civil y buscar consensos en torno a la reactivación de las negociaciones entre el Gobierno y la oposición en República Dominicana.

En esta oportunidad, los diputados de la Unidad recibieron en el Salón Zamora de la sede administrativa de la Asamblea Nacional (AN) a más de 30 víctimas o familiares de las víctimas del gobierno venezolano.

Presos políticos con medidas cautelares; madres, padres, hermanos, tíos y abuelos de jóvenes heridos, asesinados o apresados por las fuerzas de orden público durante las protestas de este año y las de 2014. Cada uno desde su propio dolor y desde su propia vivencia frente a un sistema judicial corrompido e inoperante contó su caso e hizo sus exigencias a los diputados de cara a la reunión del próximo 1° y 2 de diciembre.

En total fueron 21 familiares y víctimas del Gobierno quienes tomaron la palabra. Los diputados escucharon todos los relatos, tomaron notas, e intentaron, al final, responder algunas de las interrogantes más difíciles como “¿qué está pidiendo el Gobierno a cambio de sentarse?”.

La mamá de uno de los jóvenes se descompensó del llanto y del dolor. Otra madre se descompensó sentada, en silencio, detrás de uno de sus hijos que relató a la comisión las torturas perpetradas contra su hermano preso; la madre tuvo que ser trasladada una emergencia.

A favor y en contra

Las posiciones expresadas frente a las negociaciones iban desde el respaldo y la fe en sus posibles resultados, pasando por el escepticismo surgido del fracaso de diálogos anteriores, hasta el franco rechazo a que la oposición se siente en una misma mesa con la delegación de Nicolás Maduro.

Pero en medio de ese abanico de sentimientos todos exigieron a la oposición que reclame al Gobierno la libertad de todos los presos, algunos pidieron que eso se dé antes del 1| de diciembre. Otra propuesta que tuvo acogida incluso entre algunos diputados, fue la de crear una comisión de familiares que se reúna personalmente con los cancilleres garantes de la negociación. El presidente de la comisión, Stalin González, dijo que elevaría la idea de inmediato al equipo técnico de la Unidad que apoya las negociaciones.

La incorporación de Luis Almagro en las mesas de discusión, la reunión de la comisión con los propios presos políticos, la eliminación de los antecedentes penales de todos una vez liberados y la apertura de un canal humanitario, también fueron planteados por quienes hablaron por sí mismos, por sus parientes y por los más de 300 que no estuvieron representados.

Lee también
Presos políticos duermen con sus excrementos en el Sebin de El Helicoide

14 años yendo a Ramo Verde

María Paz Castillo.
Comisión consultiva de AN se reunió con las familias de la víctimas de la represión y presos políticos. María Paz Castillo.

Jorge Fernández, papá de Vilca Fernández —preso desde hace dos años— dijo que su hijo está mal de salud y que todo el proceso en su contra ha sido viciado. Habló también por Víctor Ugas que tiene orden de excarcelación y sigue preso, y por los diputados presos Renzo Prieto y Gilber Caro, y propuso a la comisión reunirse con ellos, los presos, y escucharlos: “Yo exijo su libertad porque ellos son inocentes”.

Mariana Ortega, hermana de Efraín Ortega —liberado en octubre luego de tres años y 3 meses preso— contó que su hermano acababa de ser operado de 12 trombosis que le ocasionaros sus carceleros en una de las piernas. Falta operarle la otra:

Yo no creo en el diálogo porque siempre que viene el diálogo salen unos y entran otros. El diálogo para nosotros los familiares es un misterio ¿Por qué no incorporan al señor Almagro en este diálogo? Él tiene la lista certificada de presos políticos. Tenemos presos políticos con cáncer, les niegan asistencia médica, incumplen las ordenes de excarcelación.

Ramona Rangel, mamá de Juan Pedro Lares —preso desde el 30 de julio pasado— aseguró que el único delito de su hijo es ser el hijo de un alcalde opositor, el alcalde de Ejido, en Mérida.

María Paz Castillo es la esposa de Marcos Hurtado, uno de los PM presos desde 2003 por los hechos del 11 de abril de 2002. Ella habló en nombre de su esposo y de los otros 4 policías presos por ese mismo caso. Hizo tres peticiones concretas: que a los condenados que han cumplido los lapsos de ley para recibir beneficios procesales, les sean otorgadas dichas medidas; que se exija al Estado respetar la Ley de Amparo; y que se respete y reconstruya el sistema de justicia.

María Isabel Bolívar, tía de otro de los PM, Erasmo Bolívar, confesó: Me costó mucho venir porque pensé que sería otra reunión más pero me dije a mí misma ‘no puedo perder la fe’. Si van al diálogo, exijan resultados inmediatos. Ya tenemos 14 años yendo a Ramo Verde.

A ciegas

Joel Caro
Comisión consultiva de AN se reunió con las familias de la víctimas de la represión y presos políticos. Joel Caro, hermano de Gilber Caro

Ana Dacosta y su hermano Vasco Dacosta también estuvieron en la reunión. Vasco estuvo preso desde julio de 2014 hasta el 6 de octubre de este año. “No aceptamos el diálogo si no se libera a todos. Ofrezcan al Gobierno que serán tratados con justicia en sus juicios, que no se les quitará todo el dinero que robaron, pero si aceptan el diálogo sin liberación de los presos, saldremos a la calle a protestar”, dijo Vasco. Ana se paró frente al diputado González y le increpó: “Ustedes tienen la fuerza, la ley está de su lado y tienen el apoyo de todos nosotros para exigir la libertad antes del 1° de diciembre”.

Joel Caro, hermano del diputado preso Gilber Caro; Alejandro Antich, hermano del teniente primero Ricardo Antich, preso desde 2015 en el marco del supuesto golpe azul; César Villegas, abuelo de César David Pereira, joven de 20 años asesinado en mayo pasado en el Peñón del Faro en Anzoátegui; y José Luis Santamaría, liberado con medidas cautelares en octubre luego de más de tres años preso por disentir del Gobierno, también abogaron por la libertad de todos los presos y exigieron a la oposición no ir a ciegas a una negociación con “un gobierno que ha demostrado su poca confiabilidad en procesos anteriores”.

Beatriz García, mamá de Guido Rodríguez de 20 años, apresado el 8 de abril de este año y sentenciado a 7 años de prisión, contó que el delito de su hijo fue manifestar su descontento; Isabel Abreu, madre de Dani Abreu, preso hace dos años y tres meses, consideró que la oposición no debe dialogar con el Ejecutivo sin antes pedir la libertad de todos los presos políticos y la apertura de un canal humanitario.

Marcelina Briceño contó que su hermano, Javier Briceño, tiene una boleta de excarcelación desde marzo de 2016 que el Sebin se niega a cumplir. Asegura que “son más de 50 presos políticos con boleta de excarcelación que siguen presos”.

Un padre, una madre

David Vallenilla, padre de David Vallenilla.
Comisión consultiva de AN se reunió con las familias de la víctimas de la represión y presos políticos. David Vallenilla, padre de David Vallenilla.

David Vallenilla, asesinado ante la mirada atónita del país por un policía militar frente a la Base Aérea La Carlota en junio de este año, llevaba el mismo nombre de su padre, quien este jueves habló en su nombre y relató su caso. “Sigo luchando e iré a donde tenga que ir. Creo y debo creer en esta negociación. Esto es una dictadura y no es fácil que una dictadura ceda, pero ha habido ejemplos y hay que creer en esa posibilidad”.

Pidió que el primer punto de la agenda sea la ayuda humanitaria y que los familiares puedan reunirse “o al menos mandar una carta a los cancilleres para que sepan lo que pedimos”.

Y luego, con un nudo en la garganta y los ojos llenos de lágrimas, abogó “porque todos ustedes puedan tener pronto a sus familiares en casa… yo ya no podré volver a verlo”.

Migdalia Rodríguez, mamá de Carlos Pereira —un joven de 23 años que sufre de cáncer y es hipertenso— se deshizo en llanto. Con el corazón desgarrado clamó a los diputados por ayuda para sacar a su hijo de la que considera una injusta prisión: “Él fue detenido con un cuaderno y un lápiz en su bolso”.

Claibe Marín, mamá de Carlos Julio Velásquez, preso; Alexander Mendoza, hermano de Miguel Cegarra, preso; y Minet Ruiz, tía de Oscar Navarrete, herido con una lacrimógena que le causó daño cerebral, también relataron el mal funcionamiento de un sistema judicial y penal movido, no por la ley y la Constitución, sino por los hilos del poder político.

No hay justicia

omisión consultiva de AN se reunió con las familias de la víctimas de la represión y presos políticos.<br /> José Santa maría, ex-preso.<br /> Foto: Luis Miguel Cáceres
José Luis Santamaría, expreso político

El presidente de la comisión aceptó el recelo de los familiares frente al diálogo. “Aquí lo que queda demostrado por todos los testimonios es que en Venezuela no hay justicia, que está secuestrada y que por la vía ordinaria estos casos no se van a resolver y van a quedar en el olvido”.

Reiteró que la oposición hará todo su esfuerzo para que las personas que están injustamente presas sean puestas en libertad.

Olivia Lozano (VP) enfatizó que la oposición no está negociando como fichas de intercambio con los presos políticos y aclaró “sabemos que nos estamos enfrentando a una dictadura delincuente y asesina pero nos hemos preparado para esta reunión”.

Este mismo jueves, la comisión se reunió con las Sociedades Médicas de Venezuela en la sede de la Sociedad de Cardiología en Caracas. A lo largo de la semana han escuchado las propuestas de los gremios y sindicatos, el sector salud, las Academias Nacionales y el movimiento estudiantil. Este viernes toca el turno a las ONG especializadas en la materia electoral y los partidos políticos.

Fotos: Luis Miguel Cáceres | Maru Morales P.



Participa en la conversación