Largas filas de vehículos se vieron este miércoles en las estaciones de servicios que estaban abiertas en Caracas. La mayoría solo tenía gasolina de 91 octanos. Fuentes aseguran que traen gasolina de Yagua a la capital.

Caracas. Lo que se ha hecho común en ciudades o pueblos del interior del país llegó a Caracas: largas filas de carros para poner combustible o estaciones de servicios cerradas por falta de gasolina.

En la Av. Victoria,  Santa Ana, Caurimare, Chuao, Av. Francisco de Miranda, Los Samanes, Los Dos Caminos, Prados del Este y muchas otras zonas de Caracas pueden verse filas de vehículos, cuyos conductores han recorrido ya varias estaciones de servicio tratando de colocar combustible en los tanques de sus carros.

 Foto: Luis Miguel Cáceres / Crónica Uno
En la Av. Victoria hay cuatro estaciones de servicio de las que este miércoles a las 4:00 p. m. solo una tenía gasolina.

La mayoría de quienes hacían colas comentaron que han recorrido dos y tres estaciones buscando especialmente gasolina de 95 octanos. Valeria Inojosa, quien esperaba en una bomba, dijo que había recorrido cinco estaciones y en dos solamente había combustible de 91, que no se atreve a ponerle a su carro por temor a dañarlo.

En varias zonas de la capital el equipo de Crónica.Uno pudo constatar también el cierre de algunas estaciones de servicio por falta de gasolina.

La bomba de El Cafetal estuvo cerrada este miércoles 20 de septiembre por falta de gasolina

Se agrava flujo de caja

La situación de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), tanto financiera como de producción, se ha agravado en los últimos meses lo que ha repercutido en el desabastecimiento del mercado interno (gasolina, gasoil, diésel y gas licuado de petróleo).

El economista Luis Oliveros, experto en temas petroleros, recordó el deplorable estado del sistema de refinación de Pdvsa que estaba funcionando por debajo de 50 % de su capacidad y que ahora debe estar aún más depauperado.

Tanto es así el asunto en la petrolera venezolana, que son varios los buques con productos terminados (gasolina y otros) y con componentes indispensables para el combustible que han sido fondeados, devueltos o desviados a otros destinos por la incapacidad de Pdvsa de pagar a las navieras.

Una fuente de una empresa del sector energético confirmó que hay varios tanqueros fondeados en puertos petroleros venezolanos a la espera de que Pdvsa pagué los envíos.

Las empresas que ofrecen comprar el combustible que Pdvsa no puede pagar incluyen a ANCAP de Uruguay, Ecopetrol de Colombia, Recope de Costa Rica y Petroecuador de Ecuador.

Para Oliveros, es poco probable que la situación se resuelva en el corto plazo, pues al paupérrimo flujo de caja Pdvsa se suman las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos que impiden la compra, por parte de la petrolera venezolana, de componentes para la refinación de gasolina, además de la caída en la producción.

Lee también
Alertan que el país se puede quedar sin transporte público en menos de 90 días

Ya desde hace algunos meses, proveedores de Pdvsa habían comenzado a sentir el retraso en los pagos de la estatal venezolana, que había estado cancelando primas en los precios muy por encima de otros compradores. No hay que olvidar que en octubre Venezuela y Pdvsa deben hacer frente a fuertes pagos de deuda -1,6 millardos de dólares- por lo que se prevé que caigan las importaciones.

El último informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) indica que la producción petrolera de Venezuela en agosto alcanzó 1,9 millones de barriles diarios, volumen que representa 20 % menos respecto a igual fecha de 2016.

Iván Freites, secretario general del sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, confirmó la paralización de casi la totalidad de la producción de gasolina en el país por la falta de componentes.

La situación reporta tal gravedad que, según Freites, los inventarios de gasolina el lunes 18 de septiembre alcanzaban apenas para un día.

Foto: Luis Miguel Cáceres / Crónica Uno
En la bomba de Los Dos Caminos hubo colas todo este miércoles

Al cierre del primer trimestre de 2017, Pdvsa compró en productos 85.000 barriles diarios que se desagregan en: 3000 barriles diarios de LPG, 39.000 barriles diarios de productos no terminados —fundamentalmente gasolina sin terminar—; 14.000 barriles diarios de gasolina terminada para motor, 6000 barriles diarios de mezcla de componentes para gasolina; 6000 barriles diarios de MTB —producto que anteriormente exportaba la petrolera estatal—; 9000 barriles diarios de Fuel Oil y 8000 barriles diarios de lubricantes.

En julio, Freites advirtió que existía un déficit de suministro de barriles diarios que se ubicaba entre 75.000 a 125.000 para gasolina y entre 80.000 y 90.000 para diesel.

Lee también
Mercado interno de gasolina depende de la importación de componentes desde EE UU

Adicionalmente, por las constantes fallas en las refinerías el combustible que allí se produce está fuera de las especificaciones técnicas y ambientales requeridas, por lo que no debería venderse en el mercado interno, sin embargo, para solventar parte del problema con el octanaje, Pdvsa recurre a las importaciones de componentes desde EE UU.

Entretanto, el Complejo Refinador Paraguaná opera a menos de 50 % de su capacidad, que es 955.000 barriles diarios.

Amuay produce 280.000 barriles diarios de petróleo, cifra equivalente a 44 % de su capacidad instalada que es de 640.000 barriles diarios; mientras que Cardón produce 50.000 barriles, lo que equivale a 33 % de su capacidad instalada para 310.000 barriles diarios, según cifras publicadas por las agencias de noticias.

“La producción de gasolina está afectada porque hay unidades que no están funcionando totalmente, por tal motivo, no se puede atender la demanda“, apuntó Freites. A los problemas que enfrentan Amuay y Cardón, se suman los de la refinería de Puerto La Cruz.

Por otra parte, fuentes del sector de las estaciones de servicios señalaron que en el llenadero de Guarenas no hay gasolina de 91 ni 95 ni diésel, y en Catia La Mar hay muy poco.

Los encargados de las estaciones de servicios aseguran que para surtir algunas gasolineras de Caracas se está despachando combustible desde Yagua.

A su vez, el mercado internacional de combustibles ha sido afectado por el paso de varios huracanes de fuerza considerable en las últimas semanas.

Mercado interno en peligro

Un analista de empresa petrolero consultado al respecto por Crónica.Uno recordó la gravedad de la situación del mercado interno, debido a que Pdvsa no puede atenderlo.

Según especificó, el déficit no es solamente de gasolina, sino también de gasoil y diesel, gasóleo, gas natural de petróleo, asfalto, kerosen, entre otros. Esto no solo pone en peligro de funcionamiento al transporte público y privado, sino también la generación termoeléctrica.

En este sentido, Oliveros recordó que aunque la demanda energética ha caído (por la contracción sostenida del Producto Interno Bruto)  Pdvsa no está en capacidad de atender los 510.000 barriles diarios de demanda interna.

Fotos: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación