Un grupo de funcionarios quiso denunciar la problemática que atraviesa ese cuerpo desde hace más de 8 años, pero sus reclamos fueron impedidos por el comandante de la policía regional. Los denunciantes fueron pasados a la orden de la inspectoría general de los servicios y se les abrió proceso administrativo.

Maracay. La apertura de un expediente administrativo, el pase a la inspectoría general de servicios del Cuerpo de Bomberos del estado Aragua y la advertencia de ser destituidos de sus cargos fueron los resultados de las denuncias que un grupo de funcionarios bomberiles intentó realizar a través de los medios de comunicación social de Aragua, pero que fue impedida por el comandante general de la policía del estado, Ulises Farías, quien ordenó el inmediato desalojo de los periodistas que daban cobertura a la invitación hecha por los denunciantes.

El primer teniente (B) Alexis Requiz, junto con otros bomberos, exigía la inmediata dotación de unidades y equipos ante la inoperatividad casi total del parque automotor de la institución y reclamaba la necesidad de uniformes e implementos para cumplir con sus labores, además de la exclusión de la que han sido objeto en todos los programas sociales del Gobierno.

Sus declaraciones fueron interrumpidas abruptamente por el comandante de la policía que, rodeado de un piquete policial, demandó el inmediato desalojo de los periodistas, alegando que este espectáculo no lo voy a permitir, esto es un irrespeto a los bomberos porque ellos [refiriéndose a los periodistas] sí van hacer lo que les gusta. Con respeto y con derecho vamos a retirar a todos estos compañeros que están aquí.

Los comunicadores sociales reclamaron su derecho de cumplir con su labor, pero aun así debieron retirarse de la institución.

Sin dotaciones 

Crónica.Uno en Aragua pudo constatar que luego del incidente, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) tomó las instalaciones del Cuerpo de Bomberos, mientras se llevaba a cabo una reunión con el alto mando de la institución, encabezado por el sargento mayor José Rafael Aponte, el comandante de la Policía y el secretario de Seguridad Ciudadana, Juan Sulbarán. Los funcionarios de inteligencia impidieron el acceso a las instalaciones y revisaron los teléfonos de algunas personas que pretendieron ingresar a la institución.

Un funcionario bomberil que pidió no ser identificado, enumeró la larga lista de carencias y necesidades con las que vienen trabajando dentro del cuerpo de bomberos de Aragua.

No contamos con ningún tipo de seguridad social, vale decir, seguro de hospitalización, cirugía y maternidad. Hemos sido excluidos de todos los programas sociales del Gobierno tales como Misión Vivienda, Mi Casa Bien Equipada, vehículos y los Clap. Desde hace aproximadamente 8 años no hemos sido dotados de uniformes, y apenas nos entregaron unos zapatos usados, dijo.

El cuerpo de Bomberos de Aragua cuenta con 8 estaciones distribuidas en todo el estado, y de acuerdo con las denuncias recibidas, todas las sedes se encuentran en estado deplorable.

En el comando central —señaló la fuente— apenas cuentan con 4 unidades operativas a medias: un camión para el combate de incendios, otro para rescate, una ambulancia y un camión para el manejo de materiales peligrosos.

En Villa de Cura si acaso existe una ambulancia, en La Victoria un solo camión de rescate y combate de incendios, en la Colonia Tovar dos unidades fuera de servicio y en Las Tejerías no hay una sola unidad para prestar el servicio ante cualquier emergencia. A ello se suma el desvalijamiento de casi todo el parque automotor que se encuentra arrumado en la sede central.

El cuerpo de Bomberos de Aragua cuenta con aproximadamente 400 funcionarios, que resultan insuficientes para una entidad que ya alcanza los 2 millones de habitantes.

Pese a ello, los nuevos graduandos que egresan de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad son enviados a otras regiones, lo que ha limitado los nuevos ingresos que se requieren en Aragua.

Lee también
Incendiaron la Estación de Bomberos Forestales Pico Codazzi

Sanciones 

Luego de la reunión que las autoridades regionales llevaron a cabo dentro de la institución, cuatro funcionarios bomberiles fueron pasados a la orden de la inspectoría de los servicios generales y les fueron abiertos expedientes administrativos para proceder a su destitución.

Los afectados tienen 26, 12 y 10 años de servicio dentro del cuerpo de bomberos. A última hora se conoció que el coronel José Cardozo Noguera, también sería destituido.

Las autoridades se habrían comprometido con los funcionarios a darle respuesta a sus exigencias, con la advertencia de que no permitirían situaciones como las que se produjeron este 9 de agosto frente a los medios de comunicación.

Ya solicitamos la asesoría legal de nuestros abogados, toda vez que pretenden destituirnos de nuestros cargos por el solo hecho de denunciar la nefasta gestión que viene padeciendo nuestra institución desde que la comandaba Oscar Romero y ahora con quien fue el segundo a bordo en ese momento, Rafael Aponte, señaló el funcionario bomberil quien pidió la reserva de su nombre.

Foto: Gregoria Díaz



Participa en la conversación