Desde el mes de abril no se realiza limpieza de arrastre, ya que no cuentan con los desinfectantes ni el personal para realizarla. Las condiciones de insalubridad han hecho que, en un año, se haya pasado de atender 40 partos diarios a solo cuatro.

Valencia. Por falta de limpieza, el Hospital Universitario Ángel Larralde, mejor conocido como Hospital Carabobo, ubicado en el municipio Naguanagua de la entidad carabobeña, se ha convertido en un lugar perfecto para la proliferación de bacterias intrahospitalarias. Solo hay dos camareras que se encargan del aseo.

Dos de las áreas más afectadas son la sala de partos y el retén de recién nacidos. En un recorrido realizado por el equipo de Crónica.Uno, pudo evidenciarse que, en la sala neonatal, de 40 bombillos solo funcionan tres. Actualmente no pueden atender a muchos recién nacidos por el temor a que se contagien con una bacteria denominada Klebsiella pneumoniae, que es resistente a diversos antibióticos.

El personal que se encontraba de guardia detalló que, desde el mes de abril, no han realizado la limpieza de arrastre, que consiste en lavar pisos y paredes con desinfectantes de alta potencia. Los líquidos de limpieza los deben llevar los familiares de los pacientes y el personal médico y de enfermería.

En la sala de parto ya no se trabaja con regularidad, pues no cuentan con los insumos y equipos necesarios para atender a las parturientas. No pueden esterilizar los equipos, ya que al aparato que servía para esta tarea le fueron robados los cables. El personal debe enviarlos a otros hospitales de Carabobo para que sean esterilizados. De 40 partos diarios que atendían hace un año, actualmente solo atienden cuatro, y eso si se cuenta con dichos equipos esterilizados.

Lee también
En La Fe en Dios viven 450 familias sin servicios básicos

Las parturientas deben cubrir una larga lista de insumos. En la puerta de entrada a la sala de partos fue pegado el papel con las especificaciones de lo que solicitan para atender el parto. Allí puede leerse: «Materiales para cesárea: cuatro paquetes de compresa, suturas, efedrina, 10 unidades de gasas estériles, un adhesivo grueso, un clamp umbilical, solución ringer, cuatro donantes de sangre».

Estos son los materiales que deben llevar los pacientes

Mientras que para el parto solicitan: “Un clamp umbilical, una ampolla o frasco de lidocaína al 2%, 10 gasas estériles y adhesivo grueso».

En el Hospital Carabobo los ascensores no funcionan. En el laboratorio no hay reactivos para realizar ningún tipo de examen sanguíneo, por lo tanto los pacientes deben realizarse los exámenes en centros privados.

En la emergencia el olor nauseabundo se hace presente. La falta de iluminación también forma parte del ecosistema. El servicio de agua es deficiente: solo hay una vez al día y por un lapso de 30 minutos.

En cuanto a la alimentación, actualmente se está ofreciendo a los pacientes, pues desde hace una semana llegan los insumos a la cocina desde Caracas.

La comida se está ofreciendo esta semana porque llegaron alimentos de Caracas

Fotos: Leomara Cárdenas


Participa en la conversación