Proponen reforma cambiaria, aumento de producción petrolera y transferencias a los más pobres

Proponen reforma cambiaria, aumento de producción petrolera y transferencias a los más pobres

Los parlamentarios de Primero Justicia presentaron un programa de recuperación que establece un cambio de modelo y señalaron que es fundamental detener la hiperinflación.

Caracas. Los diputados de Primero Justicia presentaron un plan de recuperación económica que contempla reformas cambiaria y fiscal, aumento de la producción petrolera así como programas sociales con transferencias de recursos a los sectores más pobres.

José Guerra, parlamentario de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, fue el encargado de detallar el programa este miércoles y durante su exposición, comentó que para superar la prolongada crisis económica originada por el sistema de controles del Gobierno se requiere modificar el modelo y detener la hiperinflación.

En la presentación estaban los diputados del partido, dirigentes así como economistas, y entre ellos el asesor del candidato Henri Falcón, Francisco Rodríguez, quien ha planteado que una de las acciones que se debe ejecutar para corregir las distorsiones es la dolarización.

Primero Justicia prevé un programa cuando no participa en las elecciones del próximo 20 de mayo. Al ser consultado sobre cómo se desarrollarán esas propuestas cuando no hay ruta electoral, el diputado expresó que “lo peor que puede suceder es que se produzca un cambio y no tengamos cómo responder”.

Guerra añadió que la estabilización de la economía requiere que el Estado no sea empresario y deje producir. Aunado a ello, apuntó que se debe unificar el tipo de cambio y levantar el control de cambio. “No habrá fuga de capitales si se desmonta el control”.

Junto con la suspensión de la regulación, se plantea la eliminación de las reservas excedentarias para que no haya traspasos a los fondos paralelos, de manera que las reservas sean solo manejadas por el Banco Central de Venezuela. “También se sugieren nuevos operadores cambiarios y permitir depósitos en dólares”.

Lee también
En sede del Sebin diputados y concejales exigen investigación independiente de muerte del Albán

Además de la reforma cambiaria, se sugieren ajustes en materia fiscal y uno de los aspectos es adscribir al Gobierno central todos los fondos paralelos, mecanismos que están fuera del presupuesto y cuya ejecución no es transparente.

Las modificaciones en la política fiscal abarcan reformas de tributos y ajustes del precio de la gasolina así como de los servicios básicos.

El diputado dijo que el BCV ya no debe financiar el déficit fiscal. Justo el financiamiento del instituto emisor al sector público ha impactado en el comportamiento de los precios.

Una vez derrotada la hiperinflación se puede avanzar hacia un esquema de meta de inflación, apuntó.

Con la disminución de los ingresos, los pagos de deuda pública se han convertido en un dolor de cabeza para el Gobierno y para atenderlos ha recortado importaciones, pero igual presenta retrasos y debe a los tenedores de bonos más de 2 millardos de dólares. Con esa mora, este mes tiene que cancelar 750 millones de dólares.

Frente a la carga de la deuda pública, el parlamentario señaló que se tiene que renegociar la deuda externa, “porque si seguimos con un sistema desordenado, no conseguiremos nada”.

Agregó que adicionalmente debe “declararse en emergencia a Pdvsa” y reestructurar a la estatal. Explicó que es clave implementar una nueva política petrolera que permita aumentar la producción de crudo en 150.000 barriles diarios. En un año la producción de crudo ha bajado en más de 600.000 barriles diarios y hoy día está en 1,5 millones de barriles.

Hay que abrir los campos petroleros a la inversión. A nosotros nos interesa que se explote el petróleo, y Pdvsa no tiene capacidad de hacerlo, destacó.

Transferencias directas

Lee también
Contundente rechazo a versión del "suicidio" de Fernando Albán

Ante los ajustes se necesitan planes sociales, y al respecto, el parlamentario y economista expresó que se estima un programa social de transferencias de recursos a los más pobres. El crecimiento tarda en llegar a los ciudadanos, por ello, hay que dar becas y no Clap.

Desde mediados de 2016, el Gobierno optó por administrar la escasez y creó los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) para distribuir bolsas y cajas de alimentos. Ese despacho es irregular y el plan ha sido de objeto de denuncias de irregularidades. Sin embargo, es usado por el Gobierno como bandera en los eventos electorales.

Sobre ese aspecto, el diputado indicó que es preferible entregar una tarjeta que una bolsa. El Clap es un mecanismo costoso.

Fotos: Mayela Armas


Participa en la conversación