En El Callao, un joven de 15 años murió baleado entre la turba. En Tumeremo, Santa Elena de Uairén, Caicara del Orinoco, San Félix, Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar las manifestaciones de calle comenzaron en la mañana del viernes. Todo porque muchos se quedaron sin depositar los billetes que salieron de circulación el jueves.

Ciudad Guayana. Todo giró en torno a un eje común: los billetes de 100 bolívares. Resultó que mucha, muchísima gente, no pudo depositarlos durante las 72 horas de plazo que concedió el gobierno de Nicolás Maduro y ningún comerciante los aceptaba. Así comenzó el motín en las principales ciudades del estado Bolívar.

Los primeros reportes comenzaron después de las ocho de la mañana en El Callao, municipio El Callao —sur de Bolívar. Allí ocurrieron los primeros saqueos y enfrentamientos con la fuerza pública: más de 10 negocios chinos que dejaron a 20 personas detenidas y muerto a un adolescente de 15 años.

La manifestación se extendió, entonces, hacia Tumeremo —municipio Sifontes. El alcalde Carlos Chancellor confirmó que una protesta cerró la Troncal 10, que conecta a Venezuela con Santa Elena de Uairén —municipio Gran Sabana, donde también hubo manifestaciones de calle— y, finalmente, con Brasil.

Durante varias horas, los pobladores del pueblo minero —igual que en El Callao— estuvieron en la vía. Allí también hubo, aunque en menor medida, saqueos.

Lee también
El toque de queda no sirvió para detener la rebatiña en Ciudad Bolívar

Panorama similar

En Upata, municipio Piar, hubo descontento pero las protestas se contuvieron, lo que no pasó en Ciudad Guayana. Primero, en San Félix —la ciudad en donde el 31 de julio de 2015 estalló nuevamente el fenómeno del saqueo— a pocos metros del Palacio Municipal de Caroní, las negativas de los empleados del Banco de Venezuela a recibir billetes de 100 detonaron la molestia de los clientes. Pronto comenzaron a quemar cauchos y, ante la amenaza de saqueos, los comerciantes bajaron santamarías.

En Puerto Ordaz, el descontento se trasladó hasta las puertas del mismo Banco Central de Venezuela. Los que estaban en la cola del Banco Mercantil, en frente, se concentraron en la oficina gubernamental. La Guardia Nacional intervino y dispersó la concentración.

En Ciudad Bolívar, los comerciantes del Paseo Orinoco cerraron los negocios en la mañana para evitar los saqueos. Al oeste del estado, en Caicara del Orinoco, la crispación también se hizo presente en una jornada turbia que se aplacó ya hacia la tarde del viernes.

Foto referencial



Participa en la conversación