Los pacientes están molestos por la falta de medicinas en los Centros de Diagnóstico Integral autorizados para administrar las dosis que controlan la malaria. Además de los reclamos, dos camiones fueron atacados.

Puerto La Cruz. Este martes, en la zona norte del estado Anzoátegui se registraron protestas por la escasez de medicinas y saqueos a camiones.

Por segundo día consecutivo, los pacientes con malaria cerraron la avenida municipal de Puerto La Cruz, en reclamo por la dotación de medicinas para el control de la enfermedad.

Los manifestantes señalaron que fueron engañados el pasado lunes, cuando los encargados del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Fabricio Ojeda de Puerto La Cruz —uno de los dos autorizados para administrar el tratamiento en la zona norte de Anzoátegui— les prometieron conseguir las dosis y este martes la historia fue la misma: no las hubo.

La protesta derivó en un fuerte congestionamiento que interrumpió el servicio de Bus de Transito Rápido (BTR) y obligó a caminar a los pasajeros cerca de dos kilómetros para llegar al centro de la ciudad.

Los afectados sostuvieron que ejercerán el derecho a la protesta hasta que las autoridades doten a los CDI con los medicamentos para combatir el paludismo. Al lugar se acercó el concejal del municipio Sotillo, Ángel Belisario, quien medió con los manifestantes y les aseguró que se reuniría con la directora regional de Epidemiología para darles respuesta.

Lee también
El paludismo y la difteria ganan la batalla a las autoridades sanitarias en Anzoátegui

Saqueos e intentonas

A la par de la protesta, se registró el saqueo de un camión cargado de cervezas en la avenida Cajigal de Barcelona.

Testigos del evento relataron que un grupo de motorizados intentó abordar los vehículos de carga pesada que transitaban por el lugar.

El chofer intentó seguir avanzando para evitar ser saqueado, pero en medio de la vía colocaron tres motos y no tuvo más opción que bajarse de la gandola para resguardarse, indicó María Araguainamo.

Al lugar llegaron funcionarios de la policía estadal, quienes efectuaron disparos al aire, acción que detuvo la descarga de las cajas de cervezas, según relataron testigos.

En horas de la tarde, la venta de harina precocida de maíz generó caos y descontrol en la calle Venezuela, adyacente al mercado municipal de Puerto La Cruz. Testigos afirmaron que la situación se descontroló al punto que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) emplearon gases lacrimógenos para dispersar a la multitud, que en medio del caos intentó ingresar a varios negocios ubicados en la referida calle, los cuales cerraron inmediatamente.

Carla Ramírez, habitante del sector Vidoño, cercano a la avenida Argimiro Gabaldón —que es usada por los vehículos de carga para llegar hasta Puerto La Cruz— indicó que durante la noche del lunes, residentes del sector saquearon un camión de embutidos de la empresa Plumrose, acción que ameritó la llegada de la GNB.

Los oficiales llegaron como locos, entraron a varias casas golpeando a la gente, no les importó si había personas mayores. Empujaron a todo el que encontraron a su paso en busca de la mercancía saqueada (sic), dijo.

Foto: José Camacho @josecamacho13


Participa en la conversación