La oposición acusa al CNE de intimidar a los votantes y el chavismo considera que el listado sirve para verificar si hay usurpación de rúbricas.

Carlos [email protected]

Caracas. El anuncio del Consejo Nacional Electoral (CNE) de que evalúa publicar la identidad de los firmantes del referéndum revocatorio trajo el recuerdo del listado de firmantes de 2004 y las denuncias por discriminación política contra el Gobierno que le siguieron. En las comunidades caraqueñas hay distintas opiniones, a favor y en contra, de lo dicho por la presidenta del organismo comicial, Tibisay Lucena, este lunes.

El activista de Primero Justicia (PJ) en la parroquia 23 de Enero, Julio Díaz, consideró que la intención del Poder Electoral es “amenazar” a los votantes con la intención de que se inhiban de exigir la consulta. A su juicio esta estrategia no va a funcionar porque se vive un momento distinto al de hace 12 años. “Los vecinos que firmaron me decían que no tenían miedo. ¿Qué más puede pasar de lo que ya está pasando? Ni siquiera que te boten porque el salario ya ni alcanza, creo que a la gente no le importa las medidas que tomen contra ellos”.

Díaz, quien tiene 15 años en el activismo político, indicó que recogió firmas en los sectores Mirador, La Cañada y La Sierra en dónde sintió un cambio en las preferencias de las personas. “Muchos me llamaban para firmar, personas que yo penaban que eran chavistas y me llamaban y firmaban y luego dos o tres miembros de la familia más, eso me sucedió en varias oportunidades”.

El dirigente cree que en las comunidades las personas exigen la realización de la consulta lo más pronto posible. “La gente está dispuesta a protestar para salir de esta calamidad, la gente está buscando alimentos y medicinas, hay una decisión muy clara”.

Lee también
Maduro habla pa'lante y pa'trás y paraliza el diálogo

Apoyo al CNE

Opinión distinta es la de la integrante de la Unidad de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh) en la parroquia El Valle, Lesbia Sánchez, quien respalda que el organismo comicial publique la lista. “Si mi firma aparece y no apoyo eso tengo derecho a demandar para que se retire mi nombre porque fue usurpado”, indicó.

Sánchez, quien ha apoyado a Chávez desde 1992, negó que el Gobierno discrimine a las personas por su manera de pensar. Aseveró que la llamada “Lista Tascón” fue publicada inicialmente por la ONG Súmate. “Aquí 85% de los empleados de la administración pública son opositores y no se les persigue”.

La activista se mostró de acuerdo con la afirmación del diputado Diosdado Cabello, quien indicó que los empleados públicos con altos cargos que firmaron no deberían seguir en sus puestos de trabajo. “Cómo vas a ser gerente, o director general, cargos con altas responsabilidades y de libre nombramiento y remoción, y estás en una gestión revolucionaria del proyecto bolivariano y vas a estar firmando, por moral y ética deberían renunciar”.

La dirigente considera que la oposición sigue planes de “golpistas” provenientes de Estados Unidos y señaló que se deben seguir los lapsos legales para la consulta. Agregó que si el CNE determina que la Mesa de la Unidad Democrática cumplió con los requisitos para activar el revocatorio el chavismo se preparará para que el presidente Maduro gane los comicios. “No vamos a preparar como lo hicimos en 2004 para el referendo ratificatorio en el que ganó el comandante Chávez. Estamos preparados para enfrentar cualquier escenario”, expresó.

Foto: Cheché Díaz



Participa en la conversación