Las personas caminan por el borde de la acera para evitar caer a la plataforma de abajo, ya sea al río Guaire o la autopista Francisco Fajardo. Las bocas de visita descubiertas también ponen en riesgo a los transeúntes.

Caracas. Los puentes Santander y 9 de Diciembre ubicados en El Paraíso tienen un tramo sin barandas metálicas, situación que pone en riesgo a los transeúntes y vehículos que utilizan la infraestructura. Las personas caminan por el borde de la acera para evitar caer a la plataforma de abajo, ya sea al río Guaire o la autopista Francisco Fajardo.

En el caso del puente Santander, según cuenta Hernán Papaterra, vecino de la zona y planificador ambiental, desde hace cinco años este paso se encuentra sin las barandas: Se atribuye al robo de metales por traficantes ilegales de chatarra e indigentes. Hay una sensación de pánico al cruzarlo. El lugar es transitado constantemente por niños y adolescentes dada su cercanía con un colegio.

Las personas evitan acercarse a la zona que no posee elementos protectores del puente Santander.

Durante las protestas del año pasado en contra del gobierno de Nicolás Maduro el puente 9 de Diciembre —ubicado cerca del Conjunto Residencial El Paraíso— sufrió daños por acciones de los cuerpos policiales, quienes al utilizar tanquetas destruyeron parte de las defensas del puente, cuenta Papaterra.

El vértigo se combina con el movimiento natural de los puentes cuando los vehículos de carga pesada circulan por allí. Esta misma situación facilita la actuación de motorizados y asaltantes, quienes amenazan con arrojar a las personas hacia la autopista, destaca Papaterra.

La presidenta de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, Celia Herrera, explica que estos elementos protectores de los puentes son para evitar que una persona se precipite a la plataforma de abajo en caso de tener una colisión.

El puente 9 de Diciembre quedó sin un tramo de barandas producto de la actuación policial durante las protestas de 2017.

El semáforo que se ubica en el intermedio de la vía, a la altura que da acceso a la autopista Francisco Fajardo, tampoco funciona. El paso peatonal se complica con el cruce de los carros, agrega.

En ese mismo tramo la vía presenta un hundimiento de 10 centímetros, situación que ralentiza el tráfico —considerando que es una vía rápida— debido a que los vehículos disminuyen la velocidad para evitar daños en los cauchos.

Paso vehicular del puente 9 de Diciembre que permite la incorporación a la autopista Francisco Fajardo.

Sin tapas metálicas

Las bocas de visita de los servicios públicos en las cercanías de los puentes Santander, 9 de diciembre y Los Leones, están descubiertas. Papaterra denuncia que efectivos policiales tomaron las tapas metálicas para evitar las barricadas durante las protestas. A casi un año de esto, las personas deben pasar un pie primero y luego el otro para lograr el cruce. O caminar por el borde.

Bocas de visita descubiertas ponen en riesgo a los peatones.

Se hizo el planteamiento a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Alcaldía del municipio Libertador y se comprometieron a responder por esos daños, porque fueron sus propios vehículos los que produjeron eso daños, tanto de barandas como de las tanquillas. Pero se desentendieron, no hay respuestas de ningún tipo. El deterioro es generalizado, se hace cada vez más notorio.

Las respuestas que dab Hidrocapital y Corpoelec es que continúan sin el financiamiento para iniciar las reparaciones. Los peatones al ver los huecos lo convierten en vertederos de basura, comenta Papaterra.

Fotos: Francisco Bruzco



Participa en la conversación