El sexto cupo a los playoffs de la 2017-2018 pertenecerá a los Caribes de Anzoátegui que solo se quedarán sin postemporada si ocurre una “catástrofe”.

Caracas- Ya Cardenales, Magallanes, Leones, Águilas y Tigres aseguraron su boleto a la postemporada. Y el que queda pertenece virtualmente a Caribes de Anzoátegui, más allá de que la tribu necesita concretar la “sentencia matemática” que la inscriba en la pelota de enero.

Sin incluir la jornada nocturna de este martes, los aborígenes presentaban registro de 26-31 con cuatro juegos y medio por encima de Bravos y Tiburones y, en caso de haber batido el lunes a los Leones del Caracas se colocarían ya a tiro de clasificar por vez 16 en su historial y octava de manera consecutiva.

Los Caribes disputan este martes su reducto del Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, el segundo de la serie con los selváticos y enviarán a la lomita al boricua Fernando Cruz, quien registra marca de 1-2 en siete aperturas, con efectividad de 5.58. El derecho de 27 años se opondrá al estadounidense Luke Irvine, récord de 1-2 y 4.33 con los capitalinos.

La penúltima semana de la ronda regular concluye para los orientales con dos careos ante los Bravos de Margarita en el estadio Nueva Esparta, donde podrían llegar con el boleto a los playoffs asegurado. La novena anzoatiguense incluyó al lanzador derecho John Brownell en el roster para reforzar el cuerpo de iniciadores.

Al margen del récord negativo, Caribes se ha mantenido en la lucha gracias al bate de Balbino Fuenmayor, candiato a MVP de la campaña con promedio de .337, seis cuadrangulares y 34 remolques antes del choque del martes. Según el piloto Omar López, el grupo es “humilde y sin grandes egos”.

Foto referencial.



Participa en la conversación