En una carta dirigida al canciller Jorge Arreaza, el hasta este 4 de diciembre embajador de Venezuela en las Naciones Unidas, Rafael Ramírez, deja claro que se separa del cargo por solicitud del presidente Nicolás Maduro.

Caracas. En una extensa carta de 4 páginas, Rafael Ramírez, expresidente de Pdvsa y hasta este martes 4 de diciembre, embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expuso las razones de su renuncia y deja en claro, en varias ocasiones, que el presidente Nicolás Maduro le solicitó separarse del cargo.

En la carta, dirigida al canciller Jorge Arreza, Ramírez explica su renuncia señalando que “la decisión responde a los acuerdos alcanzados en nuestra conversación, una vez recibida la instrucción del Ciudadano Presidente de la República de separarme del cargo para que cese, según ha sido su deseo manifiesto, de representar a nuestro país frente a este organismo multilateral”.

Agrega, el hasta el pasado 4 de diciembre embajador de Venezuela ante la ONU, que para él “en lo personal, esta decisión resulta muy difícil, pues significa cesar en mis funciones como servidor del estado venezolano (…). No obstante, ante la decisión del Presidente no he tenido otra opción. (…)”.

La salida de Ramírez de la ONU sucede en medio de un escándalo en la industria petrolera que involucra a su entorno y que tiene como corolario la detención de Diego Salazar, primo del exembajador, vinculado al caso de blanqueo dinero en la Banca Privada de Andorra.

Acerca de esta detención, en su programa del pasado domingo, el Presidente Maduro dijo “ladrones y saqueadores de un país y de un pueblo. Presos y bien presos, que se le expropien todos sus bienes y se le regrese la plata al pueblo. Y tiene que regresar los miles de millones que tiene en cuentas en el exterior (…)”.

El mandatario reiteró su petición de justicia a los entes competentes y su llamado a los trabajadores de Pdvsa para levantar la estatal petrolera porque “Venezuela no puede caer en el foso de los ladrones, bandidos y corruptos (…). Debemos sanear la vida ética y moral de la República. Hagamos renacer la nueva moral y ética de la nueva Pdvsa (…)”.

Lee también
Tarek William Saab responsabiliza a Diego Salazar de estar al frente del lavado de 4200 millones de euros

Ramírez espera que no aumenten “ataques y vilipendios”

En su carta, quien fuera presidente de Pdvsa durante 12 años, asegura que fue sometido a limitaciones y que por eso ha expresado sus opiniones en público, “después de expresarlas insistentemente en los espacios políticos correspondientes, siempre con la orientación de contribuir a la solución de los problemas, a través del aporte de ideas y soluciones. Esperaba fuesen bien recibidas, más aún cuando están planteadas de manera constructiva, con la sola intención de generar una discusión creadora, revolucionaria, con el objetivo de superar juntos esta situación. Así se los juramos al comandante Chávez en vida y luego sobre su féretro”.

En la misiva señala que “no quisiera imaginar que ahora arreciarán los ataques y vilipendios por expresar mis opiniones y fijar una posición de alerta en defensa de la revolución y del país como ya han hecho algunas voces ofensivas y arteras”.

Ramírez considera que estas voces son la nueva forma de hacer política, con “‘p’ pequeña”. Asegura que no va a permitir que lo ofendan.

Cierra su carta diciendo que espera que imponga la ponderación en el manejo de la situación compleja que vive el país.

Foto Referencia / Cortesía



Participa en la conversación