Tanto el gobernador Antonio Barreto Sira, como dirigentes sindicales, indicaron que los diputados del PSUV en el Consejo Legislativo Estadal (Cleanz) no midieron las consecuencias de rechazar el presupuesto para el presente año y, por el contrario, afectaron directamente a los más de 30.000 trabajadores del Ejecutivo Regional. Sindicalistas indicaron que de no aprobarse el presupuesto, presionarán en las calles por el derecho a su salario.

Barcelona. Una nueva batalla se vislumbra en el horizonte entre la Gobernación de Anzoátegui y los diputados del Consejo Legislativo de la entidad (Cleanz).

La no aprobación por parte de los legisladores a la ley de presupuesto 2019 presentada por el mandatario regional, Antonio Barreto Sira, ha desatado el rechazo hasta de los dirigentes sindicales que representan a más de 30.000 trabajadores del ejecutivo regional.

José Hurtado, presidente del sindicato Unión Regional de Empleados Públicos del estado Anzoátegui (Urepanz), indicó que la acción, más allá de perjudicar el desarrollo de la gestión de Barreto Sira, afecta directamente a los 31.000 trabajadores, entre activos y jubilados, que dependen del gobierno regional.

“Esta es una acción clara del partido rojo para perjudicar la gestión del gobernador, no conforme con que el Gobierno nos somete a salarios de hambre y nos priva de los beneficios que hemos conseguido a lo largo de la historia sindical, ahora estos diputados del PSUV perjudican a la clase trabajadora rechazando el presupuesto que envió la gobernación para su aprobación”, dijo Hurtado.

Addemar Sabril, presidente de la Asociación de Jubilados de Anzoátegui, sostuvo que la no aprobación del presupuesto conlleva a que beneficios como la prima por antigüedad y profesionalización no puedan ser cobrados y solamente se limitarían a devengar el salario lineal decretado por el Ejecutivo Nacional.

Nosotros estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para hacer que estos diputados aprueben el presupuesto enviado por el gobernador. Nosotros exigimos que nos paguen nuestros derechos que hemos conquistado tras años de lucha y no devengar salarios de miseria”, refirió Sabril.

Hurtado precisó que los miembros del Cleanz tienen hasta el 30 de marzo para darle el visto bueno al presupuesto 2019 de la Gobernación de Anzoátegui y, de no ser así, aclaró: “Tomaremos las calles de Barcelona, hasta que estos diputados cambien su actitud y reconozcan el presupuesto”.

Lee también
Desvalijaron la Escuela de Ciencias Administrativas de la UDO en Anzoátegui

Golpe al pueblo     

Para Barreto Sira, la acción emprendida por los legisladores del Cleanz es un “un golpe al pueblo de Anzoátegui”.

El mandatario regional sostuvo que los intereses políticos de los diputados del PSUV se impusieron sobre el sentido común.

“Al reconducir el presupuesto los diputados afectaron al maestro de escuela, al médico, al funcionario del estado, perjudicaron a ese jubilado que espera mes a mes su pago. No midieron las consecuencias de sus actos; desde aquí llamo a todos los trabajadores a unirse a la Gobernación y exigir que los diputados rectifiquen y envíen los recursos para obras y pago de personas. Pareciera que les da urticaria el hecho que cerramos 2018 en pleno movimiento; no pueden aceptar que atendimos más de 120.000 anzoatiguenses con el programa La Caravana de La Salud, y que rescatamos kilómetros de vialidad”, indicó.

Barreto Sira precisó, además, que la decisión parlamentaria afecta la capacidad del gobierno regional de ejecutar obras y acciones. Sin embargo, afirmó que no detendrá su plan de “Anzoátegui en Movimiento” y si es de trabajar con las uñas. lo hará.

“Nos cobran el hecho de que entregamos ayudas sociales, créditos a emprendedores, nos cobran que dotamos de semillas a los agricultores, que creamos soluciones y le respondimos al estado”, manifestó el gobernador.

Foto: Archivo


Participa en la conversación