En La Causa Radical y en el estado Bolívar miran con cautela el anuncio del CNE, pues no hay todavía una decisión definitiva sobre el triunfo de Andrés Velásquez contra el ya proclamado y juramentado Justo Noguera (PSUV). Sin embargo, aplauden que ello confirma la vulnerabilidad del voto en Venezuela.

Ciudad Guayana. En otra circunstancia, a las 10:55 de la mañana de este jueves, cuando Andrés Velásquez escribió en su cuenta de Twitter “Ultima hora: CNE admite recurso de impugnación que presenté por alteración de resultados en Bolívar”, la reacción en el estado y en su partido, La Causa Radical, habría sido la euforia.

Pero hay más bien cautela. Y la satisfacción, como dijo Velásquez este mismo jueves, cuando en un momento en el que la cobertura de su teléfono celular se lo permitió —ahora salta de una ciudad a otra para completar su gira en la que explica cómo se concretó el fraude en Bolívar—, de que “la razón nos asiste”.

Pero priva la cautela. Porque, en un escenario remoto de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) reconozca el fraude y adjudique a Velásquez como el gobernador electo del estado Bolívar, viene el otro punto: solo puede asumir si se juramenta en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Y esa posibilidad, reiteran él y el partido, está descartada sin miramientos.

José Prat, diputado de la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, integrante de La Causa R y propulsor de la campaña de Velásquez y, ahora, del proceso de impugnación, expresa de entrada otra satisfacción: “Lo que admitieron es una primera instancia que indica que lo que se entregó está apegado a derecho, que no es una loquera o que no tiene pie ni cabeza”.

 

Lee también
Guanipa le pide al CNE “un verdadero proceso electoral”

¿Qué puede ocurrir?

Para Prat, tanto como que Velásquez pueda ser, finalmente, el nuevo gobernador de Bolívar, la aceptación del recurso de impugnación por parte del CNE despunta por una importancia: la demostración, una vez más, de que el sistema electoral es vulnerable.

Debemos recordar que lo que se está impugnando no el proceso como tal ni las actas, lo que impugnamos es la totalización, que es donde decimos una cosa y en el CNE se dice otra. La consecuencia jurídica, si tenemos razón, es que hay que hacer una nueva totalización, no una nueva elección. Un próximo paso, creo, es irrefutable en el fondo, apunta.

La noticia que divulgó Velásquez ocurre cuando continúan apareciendo pruebas y denuncias. Por ejemplo, a través de un reportaje de los periodistas Anatoly Kurmanaev y María Ramírez sobre el fraude en la apartada población de El Casabe (oeste del estado).

“Lo otro que debemos considerar es que este anuncio no se hace en una rueda de prensa por parte del CNE sino por vía administrativa: quizá para bajarle el volumen al impacto y al escándalo internacional que eso supone, porque demuestra además que hubo asociación para delinquir”, añade.

La Causa R, Velásquez y el estado Bolívar mantienen la espera sobre un próximo pronunciamiento del ente comicial. Por los momentos, Velásquez continuará en su gira demostrando, como remata Prat, que “esto es una derrota política para el chavismo. Y que, sea cual sea el resultado al final, demuestra la importancia del hecho de votar”.

Foto referencial: Cortesía



Participa en la conversación