La actividad comercial no mermó tanto como la semana pasada. Las sanciones que impuso la Alcaldía de Caroní surtieron efecto en los empresarios, que prefirieron estar con las santamarías de sus negocios arriba.

Ciudad GuayanaEl primero, de dos días, de paro cívico convocado por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) en contra de la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Nicolás Maduro, más que de paro, fue de represión en Puerto Ordaz.

Si el jueves pasado, cuando también se convocó un paro, el barullo comenzó en Los Mangos, esta vez se trasladó al extremo oeste: Lomas del Caroní, también en Puerto Ordaz.

Antes de las 5:00 de la mañana, los vecinos levantaron barricadas. No pasó mucho tiempo antes de que las tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana llegaran y comenzara la represión.

En el ataque, los guardias quemaron la garita de vigilancia y lanzaron bombas lacrimógenas hacia las casas. La represión se mantuvo hasta poco antes de mediodía.

Ataque multiplicado

Pero Lomas del Caroní fue solo el nombre resaltante de la represión este miércoles, pues otros sectores tuvieron sus propias escenas: en Isla Dorada, la GNB rompió los portones con las tanquetas.

Las Garzas y Río Aro, en la tarde, también fueron objetos de ataque. El despliegue militar se mantuvo, además, en Alta Vista, Los Mangos, Los Olivos y La Churuata.

La actividad comercial, por otra parte, cesó a medias durante el paro. Los negocios que estaban abiertos atendían a medias porque los empleados no llegaron: “¿Cómo le decimos a los muchachos que vengan, cuando todo esto está pasando?”, explicó la dueña de una tienda de celulares.

Lee también
Desnutrición y neumonía mataron a un niño warao en hospital de San Félix

Trabajadores de la oficina de recaudación de impuesto de la Alcaldía de Caroní aseguraron que no estaban al tanto sobre medidas de cierre en contra de los negocios que se plegaron al paro la semana pasada.

Sin embargo, las hubo: a varios locales los sancionaron con varios días de cierre. “Yo abrí porque la gerencia del centro comercial dijo que la Alcaldía iba a multar. Yo prefiero venir”, apuntó la trabajadora de un quiosco de Centro Ciudad Comercial Alta Vista.

En las vidrieras de algunos locales cerrados había mensajes: “En el presente documento, nosotros, el personal operativo de esta empresa, hacemos constar que nos sumamos al paro decretado por la MUD”.

Foto referencial



Participa en la conversación