La empresa no tiene recursos para sustituir la fibra óptica hurtada. Los “robacables”, como los llaman en Maracaibo, actúan de noche.

Maracaibo. Es común ver cables colgando en los postes de la ciudad de Maracaibo. El hurto de cables de Cantv se ha masificado a tal grado que, según las estimaciones de Rixio Arrieta, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Telecomunicaciones del Zulia, 90 % de los usuarios de la red de telefonía fija están incomunicados, los más afectados son el municipio Maracaibo, San Francisco y Jesús Enrique Lossada.

Los “robacables” como les dice la sociedad civil, atacan de noche. Con una piqueta cortan el cable de extremo a extremo para luego sustraer las tres líneas de cobre y venderlas en el mercado negro centralizado en las ventas clandestinas de chatarra. Sin embargo, los ladrones no cortan extensiones muy largas, solo entre 45 y 60 metros. Por eso los cables de 300 pares son los preferidos por los delincuentes.

El sector Cañada Honda, de la parroquia Cacique Mara de Maracaibo, es conocido por la cantidad de negocios ambulantes dedicados a la venta y compra de materiales como bronce, cobre, hierro colado y aluminio. Ahí se compra por kilo, en el caso del cobre, los compradores ofrecen hasta 18.000 bolívares por kilo, no obstante, para la venta todo cambia.

Un kilo de cobre se puede vender hasta en 120.000 bolívares. En el caso del aluminio es un poco más difícil ya que este recurso pesa menos y hay que reunir gran cantidad que llegue a pesar un kilo. El destino final de estos elementos son las fundidoras que finalmente lo comercializan en las grandes fábricas, que lo derivan en otros objetos como electrodomésticos o vehículos.

Lee también
Vecinos de Macaira, en Guárico, llevan semanas incomunicados sin señal móvil ni fija

Desde el año pasado

Los primeros robos de cable de fibra óptica se comenzaron a registrar a mediados del año 2016, por lo que las averías se han acumulado sustancialmente, también porque aunque la empresa ha hecho algunas reinstalaciones, los malandros vuelven a robar. Carmen Moreno, habitante de la parroquia Manuel Dagnino —al oeste de Maracaibo— está desde octubre del año pasado sin servicio, dijo que ya les han robado el cable tres veces. Volvimos a llamar a Cantv para que solucionen pero me dijeron que no lo van a poner más porque no vale la pena: se los volverían a robar.

A la situación del robo de cables de Cantv se une la falta de material, que atraviesa la compañía de teléfonos hoy en día, para reponer el servicio o atender las averías presentadas. Pese a esto, hasta la fecha, la compañía telefónica no ha hecho ningún pronunciamiento oficial sobre los casos de robos de cableado para el servicio telefónico, pero los vecinos se quejan de que tienen que hacer “vacas” para reunir el dinero de los conectores, o de una parte del cable para que la compañía telefónica pueda asistirlos. Los afectados también comentan que no pueden dejar de pagar el servicio aunque no lo disfruten, ya que si transcurren tres meses de morosidad, la empresa lo elimina.

Peligro que cobra vidas

Roberto Carlos Ríos, de 47 años, apodado “Pataruco”, murió electrocutado al subirse a una cabria en el barrio Guaicaipuro de la parroquia Venancio Pulgar, al oeste de Maracaibo, el pasado lunes. El cadáver fue hallado colgando de la estructura de metal por los vecinos del sector La Papa, a las 6 de la mañana. Carmen Sánchez, pareja de Ríos, dijo que por falta de dinero su marido se dedicaba a hacer marañas. De vez en cuando se aparecía con cables y guayas para venderlos.

Expertos aseguraron que la osadía de ese hombre al subirse para robarse las guayas pudo ocasionar un apagón sin precedentes. Roberto Ríos ya había despegado una de las cuatro guayas y cuando quitaba la segunda se electrocutó. Según sus conocidos, el hombre —que dejó dos niños huérfanos— tenía la costumbre de robar cables, pero esta vez fue más allá de cometer un simple hurto.

Lee también
En 2016 apareció el robo de comida por hambre

Plan de seguridad

El secretario de Gobierno, Giovanni Villalobos, informó que tras los continuos robos y hurtos en el sistema de cableado eléctrico y de conectividad, la Gobernación del Zulia activaría un plan de seguridad. “32 % de la conectividad en el Zulia se ha visto afectada por esta situación, activaremos un plan de patrullaje especial en torno al sistema de cableado en la entidad, también revisaremos la actuación de las chatarrerías que son los sitios a donde van estos cables para usar el cobre interno”, dijo.

El secretario agregó hace dos semanas que mediante inteligencia social pondrían en marcha la “operación tun tun” a fin de dar con quienes se aprovechan de material estratégico del Estado. “Es necesario que el Estado actúe de forma integrada con una organización para tener un impacto en el control de esta problemática, si no atendemos esto a tiempo, se estima que podemos llegar al 60 % ó 70 % sin conexión en la entidad”. Con todo, hasta ahora no han ofrecido más detalles del plan.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación