Él es el fundador del primer núcleo de El Sistema en el Círculo Polar Ártico en Groenlandia. Hoy trabaja como Gerente de Desarrollo y Entrenamiento del sistema de orquesta de Suecia.

Caracas. Cuando un venezolano oye hablar de El Sistema Nacional de Orquestas, lo asocia de manera directa con Gustavo Dudamel o con el maestro José Antonio Abreu. Quizá son los dos músicos de más prestigio, pero desde el año 2011, el nombre de Ron Davis Álvarez, es conocido en varios países de Europa. En el año 2014, le surge la posibilidad de dirigir un gran concierto en Suecia con más de 600 niños.

“Yo iba con la idea de hacer una orquesta con jóvenes refugiados de la guerra, y así fue”, expresó.

La mayoría de los alumnos de Álvarez son de Siria, Afganistán, Albenea y Aritres. Al inicio del proyecto eran solo 13 jóvenes, hoy tiene 27 chamos que no sobrepasan la mayoría de edad y que ya han tocado y ofrecido conciertos.

“Antes de que llegaran a mis manos, ninguno había tocado antes. Todos están en Suecia sin sus padres. En un salón de clases casi ninguno habla inglés, son seis idiomas distintos, pero esa es una de las cosas que te toca cuando enseñas. La didáctica y la dinámica que usas te ayuda a que ellos entiendan”, indicó.

foto-ron-davis-alvarez-cortesia-lisa-thanner-1
Ron Álvarez dirigiendo una orquesta.

Aunque Álvarez nació en Caracas, desde los seis años vivió en Guatire, estado Miranda; donde su abuela tenía una bodega ubicada justo frente al núcleo de El Sistema. Las tardes de su pubertad se compartieron entre los deberes de la escuela y los del negocio, estos últimos amenizados por las melodías de Beethoven y Mozart. Y como en estas historias no se dan puntadas sin hilo, a los 10 años Álvarez comenzó a formar parte de la agrupación musical.

El ascenso en su carrera fue rápido. A los 14 años ya incursionaba en la enseñanza como asistente de un preescolar musical y a los 16 años dirigía incluso a compañeros que se formaron con él y otros chamos.

“Lo más importante que tiene la orquesta [de refugiados], es que tiene como esencia la filosofía del maestro Abreu, que es utilizar la música como herramienta de transformación social”, expresó.

Impartir sus conocimientos a jóvenes refugiados, no es algo que haga por primera vez. En el año 2010, luego de la vaguada, Álvarez fue a varios albergues que habilitó el Estado para acoger a las familias afectadas y con los instrumentos enseñaba de a poco a los más jóvenes el valor de la música.

Hoy, Ron Álvarez es considerado uno de los mejores 50 docentes del mundo. Su labor como profesor de música no solo se queda en Venezuela, ni en Suecia con su orquesta de jóvenes refugiados, pues también fue formador de profesores en Venezuela de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros de Niños y Jóvenes, y después se convirtió en maestro internacional de El Sistema, lo que le permitió dar clases en: Turquía, Finlandia, Noruega, Dinamarca, Inglaterra, Colombia, Ecuador, entre otros países alrededor del mundo.

Lee también
Un venezolano es nominado entre los 50 mejores profesores del mundo

El sitio más exótico en donde Álvarez ejerció la docencia fue Groenlandia. En el año 2011 viajó hasta la población de Numanak y durante tres meses convivió con los chamos de un orfanato. Vuelve a Venezuela y en una conversación con el maestro Abreu, acuerdan que Álvarez regrese a ese país para crear la primera orquesta de El Sistema en el Círculo Polar Ártico.

photo-extra-el-sistema-greenland
Ron Álvarez con sus chamos tocando en pleno Círculo Polar Ártico.

Para llegar allá, Ron tuvo que abordar seis aviones, un helicóptero y un trineo halado por perros para armar la orquesta. “Yo nunca había visto la nieve a ese nivel. Nunca había estado a 25 grados bajo cero. Nunca me había montado en un trineo con perros, pero es un compendio de cosas, de situaciones, que no son un obstáculo cuando se trata de las ganas de ayudar. Cuando se tiene pasión por lo que se hace, todo se va abriendo, y se tiene el apoyo de mucha gente”, comentó el guatireño.

“Siempre he dicho que guatireño y guarenero. Aunque nací en la parroquia San Juan, mi familia vivió durante mucho tiempo cerca del barrio El Guarataro, en el sector El Guásimo”, comentó.

El director relató que en sus inicios en la música no sabía que quería ser profesor hasta que entendió que cuando daba clases se sentía como pez en el agua: “Entendí que la docencia es lo que me llena de oxígeno, que con esto puedo ayudar a más gente. Ahí me dije que no quería ser un director de orquesta que dirija orquestas profesionales, sino ser un director de orquesta que se encargue de utilizar la orquesta y el coro como un aula de clase”.

Para el músico lo más difícil que ha enfrentado durante su carrera es el hecho de convencer a la gente de que la música es una canal de servicio o una oportunidad. Tiene la impresión de que esta perspectiva está muy arraigada en los venezolanos pero no así en otras latitudes.

ron-en-el-el-sistema-o%cc%88rnsko%cc%88ldsvik-foto-cortesia-jennie-johansson-1
El profesor en una de sus innumerables clases de violín.

“Cuando vas a Suecia, por ejemplo, y les dices que la música puede ser una herramienta para mejorar una sociedad, no lo entienden. A mí me dieron dos semanas para tocar por primera vez con la orquesta [de refugiados] y lo logramos. Tocamos junto a 1.250 niños en un concierto en Suecia. Para alguien que no conoce El Sistema se pregunta ¿cómo lo hacen? Pero para nosotros que sí, sabemos que es posible” (sic), afirmó.

Álvarez es uno de los nueve latinoamericanos que conforma la lista de 50 preseleccionados del premio de la Fundación Varkey Profesor Global 2017, que otorga Global Teacher Prize. Con solo 30 años de edad, este maestro cree que lo más difícil de enseñar es “entender que para ser un buen docente tienes que ser un buen estudiante de la cultura, entender la idiosincrasia del lugar donde estás”.

_mg_4059
Álvarez es el único venezolano en la lista de los 50 mejores profesores del planeta.

Antes de finalizar el año, Álvarez vuelve a Suecia para continuar con su orquesta y tiene planeado aumentar la matrícula de alumnos. Además de mantener sus clases, comentó que en ese país hay un cineasta que está grabando un documental inspirado en parte de su vida y en los cambios de transformación social en el mundo a través de la música.

“Yo soy muy abierto a que la gente tiene que sentirse feliz, y para uno sentirse feliz tiene que hacer lo que le gusta, y a veces es muy difícil hacerlo porque no se cuenta con el apoyo necesario, entonces eso a veces es una búsqueda insaciable como ser humano que uno siempre tiene”. 

Para apoyar a Ron Álvarez a que sume más puntos en su clasificación se debe mencionar en las redes sociales con las siguientes etiquetas y cuentas: #MyTeacherRon, #TeacherMatters, @rondavisalvarez, @Varkeyfdn y @TeacherPrize.

_mg_4135
Ron Álvarez en el núcleo de El Sistema en Quebrada Honda.

Fotos: Mariana Mendoza, Lisa Thanner, Jennie Johansson y Nicola Rocco



Participa en la conversación