Ruta electoral de la AN se centra en escoger nuevo CNE que convoque presidenciales

La depuración y actualización del Registro Electoral es uno de los 12 los puntos contenidos en la hoja de ruta electoral que prepara el Parlamento. Proveer garantías para el voto en el exterior es prioridad. Otros puntos son elección transparente de los miembros de mesa, respeto al cronograma electoral, observación internacional, campaña electoral equitativa, auditorías totales y cese de las inhabilitaciones de dirigentes y partidos políticos.

Caracas. La permanencia de Tibisay Lucena en un directorio electoral de consenso que dirija una nueva elección presidencial está descartada completamente. La afirmación parecería de Perogrullo si no hubiera sido una de las propuestas que presentó el Gobierno en la mesa de diálogo de Dominicana hace un año atrás y que la oposición consideró como parte de la fórmula 2-2-1 que propusieron los mediadores internacionales.

Así lo explicó a la prensa Stalin González (UNT-Caracas), segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional y presidente de la comisión especial de la Asamblea Nacional para construir una ruta electoral que permita alcanzar exitosamente el tercer punto de la Agenda Guaidó: elecciones libres.

“El país necesita ir a una elección con un nuevo CNE. Quienes hoy están en el CNE no pueden ser parte de la directiva ni de una nueva elección”, sentenció este lunes el diputado.

González encabezó una jornada de consulta abierta realizada en un hotel caraqueño en la que participaron representantes de los partidos políticos, ONG, observatorios electorales, abogados y periodistas especializados en la materia y representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país.

Eso [la permanencia de Lucena] al día de hoy 11 de febrero está completamente descartado. Hoy ya no es admisible ningún nombre proclive a uno u otro, mucho menos la permanencia de alguno de los actuales, empezando por Lucena. Lo que está planteado hoy es cumplir la letra de la Constitución al pie. Un CNE imparcial, contó a Crónica.Uno uno de los participantes de las negociaciones en Dominicana y asistente al encuentro de este 11 de febrero.

Lee también
28 hospitales se beneficiarán de la ayuda humanitaria de la mano de la Cruz Roja

Asimismo, quedó descartada la propuesta de convocar una megavotación nacional para renovar a todos los cargos de elección popular: la prioridad es la elección presidencial.

El documento final emanado de esta reunión constituye una hoja de ruta de 12 puntos, algunos de los cuales se propone cubrir la Asamblea Nacional y otros que corresponderá ejecutar a un eventual nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

Los 12 puntos

Asamblea Nacional realizó jornada de consulta con expertos electorales. Foto cortesía @stalin_gonzalez

Durante su encuentro con los medios de comunicación, González enfatizó que el voto libre en Venezuela no solo requiere nuevos rectores sino que amerita el cambio radical de lo que él denominó el “ecosistema electoral”.

En Venezuela está comprobado que para gobernar no solo hace falta ser mayoría y sacar más votos. En 2015 sacamos más votos y ganamos la Asamblea Nacional y esa mayoría fue mutilada con una sentencia del TSJ. En el caso de la Alcaldía Metropolitana, la ganó la oposición y le montaron un organismo paralelo. O el caso de la Gobernación del Zulia que ganó y el gobernador no se pudo juramentar porque pretendieron que lo hiciera ante la írrita ANC. O lo que pasó en Bolívar donde se alteró el resultado, recordó González.

En tal sentido, la ruta de 12 puntos plantea:

  1. Arbitraje electoral e instituciones imparciales. El cambio de la directiva del CNE es una necesidad. “No es posible tener una elección con este CNE”, dijo.
  2. Fecha y cronograma. Un programa electoral que respete “fechas y lapsos acordados por todos”.
  3. Observación nacional e internacional. La comunidad internacional, siempre abogando por alcanzar una salida constitucional, debe formar parte del proceso.
  4. Campaña electoral equitativa con acceso libre de todos los candidatos a todos los medios y sin uso abusivo y corrupto de los recursos del Estado.
  5. Auditorías totales. Todo el proceso debe ser auditado en todas sus fases.
  6. Sobre el Registro Electoral: no solo que todos los nuevos votantes puedan inscribirse, sino además la depuración del RE. Los venezolanos en el exterior tienen que poder participar.
  7. Los miembros de mesa deben ser elegidos correctamente y no pertenecer a ninguna parcialidad política. Deben poder cumplir su función sin chantaje ni amedrentamiento.
  8. Todos los partidos deben tener testigos en todas las fases del proceso.
  9. Sin inhabilitaciones ni de partidos ni de líderes políticos.
  10. Voto en libertad sin chantaje, ni peligro, ni amenaza. “Los venezolanos debemos poder votar por la opción que prefiramos sin sentirnos en peligro”, recalcó.
  11. Plan República imparcial. Que solo cumpla las funciones establecidas en la ley: resguardo y seguridad del material electoral.
  12. Uso de tinta indeleble como mecanismo para identificar a quienes hayan votado y quienes no.
Lee también
2019 ¿diálogo, negociación o acuerdo político?

Voto en el exterior

El tema que generó mayores inquietudes en el encuentro fue el relativo al voto de los venezolanos en el exterior. Una de las preocupaciones de los técnicos electorales de la oposición es que, pese a organismos como la ONU señalan que alrededor de 3.3 millones de venezolanos han migrado en los últimos años, “es materialmente imposible saber en un corto plazo cuántos son, dónde están y si están o no habilitados para votar los venezolanos en el exterior”, comentó uno de los asistentes.

Esa data no es posible obtenerla en un corto plazo porque muchos venezolanos se fueron del país con sus documentos de nacionalidad extranjera, o con el pasaporte, o llegaron a un nuevo país de forma no legal y no están oficialmente registrados. De allí la participación de los representantes del cuerpo diplomático en la consulta, pues para la Asamblea es fundamental contar con la cooperación de los países donde hay más población de venezolanos migrantes con el objeto de planificar su inscripción en el RE y ofrecerle la mejor oportunidad posible de votar.

Otro asunto que está medianamente claro para la comisión parlamentaria es que la primera prioridad del nuevo CNE será convocar una elección presidencial. De manera que quedan descartadas otras propuestas que apuntaban a una megaelección, o a la renovación de la Asamblea Nacional. De hecho, en el Estatuto para la Transición se establece que el mandato del actual parlamento culmina el 4 de enero de 2021, tal como corresponde con la Constitución.

Recortar lapsos, no derechos

González explicó que la comisión que dirige estudia cómo acortar el lapso para la escogencia de los rectores del CNE y de los integrantes del Poder Ciudadano, sin afectar los derechos de los involucrados.

Lee también
Las claves de lo que dijo Elliott Abrams sobre el artículo 187 de la Constitución

Los periodistas consultaron a González si la comisión que preside recomendaba retomar el trabajo que ya había adelantado el Comité de Postulaciones Electorales instalado en 2016 —y que llegó incluso a presentar su informe final en plenaria— o por el contrario recomendaba iniciar un nuevo proceso de selección desde cero.

Es parte de lo que estudiamos. Hubo un proceso que llegó hasta el informe. El nombramiento de 2014 se realizó por omisión legislativa. Estamos estudiando todas las opciones. Hay dos rutas, retomar el comité pasado o conformar uno nuevo. Yo creo que deberíamos elegir un nuevo comité, pero esa es mi opinión personal. Estamos trabajando en los lapsos. La elección de los rectores tomaría según la ley 103 días. Buscamos recortar los lapsos burocráticos de la Asamblea, dijo.Fotos cortesía @stalin_gonzalez

Vídeo: Maru Morales P., Crónica.Uno


Participa en la conversación