Saab acudió a la Constituyente para desactivar conflicto con el TSJ por la designación de la Vicefiscal

saab

La Sala Constitucional se arrogó el año pasado la potestad de realizar el nombramiento del segundo de a bordo del Ministerio Público, vista la situación de “desacato” en la que, según ella, se encuentra la Asamblea Nacional.

Caracas. Tarek William Saab consiguió poner en la Vicefiscalía General de la República a una persona de su entera confianza y lo hizo evitando un más que seguro choque con el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), organismo que se había arrogado la potestad de realizar esa designación de manera temporal. Todo ello gracias a la cuestionada Constituyente.

El actual titular del Ministerio Público (MP) solicitó a la instancia encargada de redactar una nueva Carta Magna que avalara su decisión de designar a Beysce Pilar Loreto Dubén como su segunda de a bordo, en sustitución de Katherine Haringhton.

El presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello, juramentó a la funcionaria, quien es una estrecha colaboradora de Saab desde los tiempos en que este se desempeñaba como defensor del Pueblo, en un intento por cumplir cabalmente el numeral 3 del artículo 25 de la Ley Orgánica del MP.

Dicha norma establece que es competencia del Fiscal General:

“Designar al Vicefiscal General de la República, previa autorización de la mayoría absoluta de los integrantes de la Asamblea Nacional; a los directores o a las directoras del Despacho, a los o a las fiscales, sus auxiliares y demás funcionarios o funcionarias del Ministerio Público, según el procedimiento establecido en esta Ley y en el Estatuto de Personal del Ministerio Público”.

No obstante, el año pasado, la Sala Constitucional del TSJ puso fin a la práctica que venían llevando a cabo los jefes del MP desde tiempos de Isaías Rodríguez, de nombrar a su segundo en condición de “encargado”, para así no tener que solicitar al Parlamento su visto bueno y poder remover al nombrado cuando lo desearan. Asimismo, la intérprete de la Carta Magna se arrogó la facultad de realizar la designación en virtud de la situación de desacato en la que, según ella, se encuentra el Legislativo por no acatar sus sentencias sobre los diputados de Amazonas impugnados por el chavismo.

Lee también
Saab dicta 70 órdenes de aprehensión como parte de la Operación Manos de Papel

En la sentencia número 470, la instancia calificó de “contrario a la Constitución y a la Ley Orgánica del Ministerio Público” el nombramiento del abogado Rafael González Arias como vicefiscal que realizó Luisa Ortega Díaz a mediados del año pasado, por cuanto la ahora fiscal general en el exilio necesitaba de la autorización de la mayoría “absoluta” de los integrantes de la Asamblea Nacional. No obstante, como ese “órgano (…) para el momento en que se efectuó la designación se encontraba y aún se mantiene en una situación fáctica consistente en el desacato (…) frente a las decisiones de este Máximo Tribunal”, estaba imposibilitado para hacerlo; y por ello, era “imperativo” que acudiera ante ella dada la situación de “anormalidad institucional”, a solicitar una interpretación conforme lo dispuesto en los artículos 335 y 336 constitucionales, “para el ejercicio de sus competencias dentro del marco de la Constitución y las leyes”.

En el máximo juzgado se aprestaban para apelar a este fallo a fin de anular la designación hecha por Saab, sin embargo, la decisión de acudir a la Constituyente y el pronunciamiento de este organismo han frenado las intenciones, aseguraron fuentes de la instancia rectora del Poder Judicial, las cuales, no obstante, aseveraron que el malestar sigue reinante en la Sala Constitucional por el gesto del fiscal.


Participa en la conversación