El fiscal designado por la ANC sugirió a los constituyentes reformar el Código Orgánico Procesal Penal.

Caracas. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) contempla reformar el sistema de justicia y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Fiscalía comenzaron a dar aportes.

Este martes, el presidente del TSJ, Maikel Moreno, sugirió a los constituyentes elevar las penas de los delitos a 50 años y este jueves el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, planteó que los crímenes de odio se equiparen con la tortura.

Así como lo hicieron el Poder Electoral y el Poder Judicial, el Poder Moral se subordinó a la cuestionada ANC. Saab dio un discurso en el que manifestó que era necesario reformar el Código Orgánico Procesal Penal.

El fiscal provisional indicó que “se debe tipificar como un delito similar a la tortura el delito de odio (…) tenemos que buscar a quienes han herido y matado a gente humilde”. Y agregó que “las penas deben dejar de ser los castigos. Las medidas cautelares deben dejar de ser la excepción”.

Este viernes, la ANC se prepara para revisar la Ley contra el odio.

Durante los protestas, cientos de civiles fueron llevados a la justicia militar y este martes el presidente Nicolás Maduro le indicó a la Asamblea Constituyente que esos casos pasen a la justicia ordinaria. Este 17 de agosto Saab aseveró que los manifestantes fueron llevados ante la justicia militar “por el desastre en la Fiscalía”.

Arremetió contra la fiscal destituida por la ANC, Luisa Ortega Díaz. Expresó que responde a los intereses de ejes imperiales y es culpable de la violencia que se registró en las protestas.

La considero la autora intelectual de cada uno de los muertos y heridos desde abril y en su conciencia pesará cada uno de esos muertos, cada uno de esos heridos, el luto y la tragedia que bañó de sangre a este país, dijo Saab, quien agregó que Ortega Díaz es una una agente imperial que procuró la desestabilización de Venezuela. Sus acciones significaron para Venezuela un atentado contra el Estado venezolano.

En las manifestaciones que se registraron entre abril y julio los efectivos reprimieron a los ciudadanos y hubo 129 muertos, según las cifras del Ministerio Público además de cientos de heridos y detenidos.

Foto: AVN



Participa en la conversación