18 sectores que viven a lo largo de la recta piden a Hidrolago y la Gobernación del estado Zulia que termine de reparar “de una vez por todas” la carretera que desde el 2010 presenta inundación por lluvia y colapso de tuberías de aguas negras y blancas.

Maracaibo. Por segunda vez esta semana un fuerte aguacero sorprendió a los marabinos. En el oeste de la ciudad, en la parroquia San Isidro, el agua se metió a los ranchos de los habitantes de la avenida principal que comunica Maracaibo con Jesús Enrrique Lossada.

El transporte público no está laborando. Nelson Atendio, habitante del barrio Arca de Noé, dijo: “Estoy aquí desde las 6 de la mañana y todavía no he podido irme al trabajo. Esto es cada vez que llueve”.

Lee también
Más de 200 familias afectadas, un muerto y casi 100 casas inundadas en 72 horas de lluvias en Aragua

“No más es caer tres gotas” criticó María González mientras caminaba la sexta cuadra “chapoteando” agua. Al llegar a la intercepción de San Isidro sacó de la cartera un trapo, se limpió los pies llenos de agua de lluvia y sipa y los metió en unas sandalias.

Aquí ya perdimos la esperanza, nos quedamos sin luz, sin transporte. Ya sabemos que cuando llueve estamos presos.

18 sectores que viven a lo largo de la recta piden a Hidrolago y la Gobernación del estado Zulia que termine de reparar “de una vez por todas” la carretera que desde el 2010 presenta inundación por lluvia y colapso de tuberías de aguas negras y blancas.

Foto: Mariela Nava



Participa en la conversación