El Departamento del Tesoro incluye en su lista negra también al presidente del máximo tribunal, el magistrado Maikel Moreno.

Caracas. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos continúa ampliando la lista de funcionarios venezolanos sancionados y este jueves sumó a esta más magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). ¿La razón? La usurpación de funciones de la Asamblea Nacional en la que han incurrido.

La Oficina del Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) incluyó en su lista negra a los magistrados Gladys Gutiérrez, Calixto Ortega, Luis Damiani, Arcadio Delgado, Juan José Mendoza, Lourdes Suárez y Carmen Zuleta de Merchán, todos ellos miembros de la Sala Constitucional.

En el último año y medio esta instancia ha anulado casi todas las leyes que el Parlamento, dominado por la oposición, ha dictado y le ha arrebatado prácticamente todas las competencias que la Carta Magna le confiere, bajo el argumento de que está en desacato porque no ha desincorporado a tres diputados de Amazonas impugnados en un acto público.

En un comunicado, el Departamento del Tesoro señala que los magistrados son responsables de varias sentencias en las que “han usurpado a la Asamblea Nacional” y han permitido al Ejecutivo dictar decretos de emergencia y gobernar sin ningún tipo de control.

Pero no solo los miembros de la Sala Constitucional han sido sancionados sino también el presidente del máximo juzgado, magistrado Maikel Moreno Pérez, pues “supervisaba al TSJ en su conjunto” y “defendió públicamente” la actuación de los responsables de interpretar la Carta Magna.

Lee también
En cuatro años de mandato Maduro ha gobernado tres y medio con poderes especiales

La sanción implica que los activos de los funcionarios puedan ser congelados y prohíbe a cualquier ciudadano o empresa de ese país realizar operaciones con ellos, so pena de ser sancionados.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin justificó la medida afirmando: “El pueblo venezolano está sufriendo de una economía colapsada causada por la mala administración y corrupción de su Gobierno. Los miembros del Tribunal Supremo de Justicia del país han exacerbado la situación al interferir constantemente en la autoridad del Poder Legislativo”.

Asimismo, aseveró que “al imponer estas sanciones específicas, Estados Unidos está apoyando al pueblo venezolano en sus esfuerzos por proteger y promover la gobernabilidad democrática en su país”.

Ya a mediados del pasado año Washington había tomado medidas contra algunos miembros del máximo juzgado, en particular contra Carmen Zuleta de Merchán y Arcadio Delgado Rosales, cuyas visas de entrada a ese país fueron anuladas, en el marco de la ley que faculta a la Casa Blanca a sancionar a funcionarios venezolanos sospechosos de violar los Derechos Humanos.

Este instrumento también permitió al entonces presidente estadounidense, Barack Obama, sancionar en 2015 a la exfiscal y exviceministra del Sistema Penal, Katherine Harrigton, por su actuación en los procesos contra el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma; y contra la exdiputada María Corina Machado.

En horas de la tarde, el presidente de EE UU, Donald Trump,  en el marco de una reunión con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo sobre la crisis de Venezuela que “desde un punto de vista humanitario es algo que no hemos visto en buen tiempo”.

Foto: AVN



Participa en la conversación