Hay 19 personas hospitalizadas y más de 100, de la consulta externa, esperando por una intervención. Les ofrecieron resolver la falla de los quirófanos en una semana, pero los enfermos dijeron que están dispuesto realizar protestas continuas en las puertas de los pabellones.

Caracas. Antes de las 6:00 a. m. comenzaron a protestar los enfermos de la sala de Traumatología del Hospital Clínico Universitario de Caracas. Con sus batas, sillas de ruedas, camas y sus kits de laparotomía se apostaron en las puertas de los quirófanos para exigir que se acelere el plan de intervenciones.

Hasta ahora, según los médicos especialistas, se hacen uno o dos turnos quirúrgicos a la semana y la lista de pacientes en espera —solo los que están en ese servicio— tiene 19 casos.

Lee también
Oficialistas reconocen que laboratorios del hospital Central de Maturín están arruinados

Mientras que por consulta externa hay más de 100 personas esperando para ingresar a los pabellones.

Los pacientes amanecieron en las puertas de los pabellones.

La situación es que los pacientes hospitalizados llevan más de un mes en la sala gastando dinero en material de osteosíntesis y en exámenes y no los operan, dijo uno de los familiares, quien tiene dos meses yendo y viendo al hospital. “Mi hermano nunca debió estar aquí más de una semana. Eso nos dijo el médico”, recalcó.

Antes de las 10:00 a. m., una comisión de la dirección de este puesto asistencial tipo IV llegó al pasillo donde estaban cerca de nueve pacientes y les ofrecieron apurar el cronograma para el sábado entrante.

En estos momentos en todo el hospital hay dos equipos de anestesia funcionales y tres quirófanos operativos.

El personal del hospital se reunió con los pacientes.

El retraso en las cirugías también afecta otros servicios como Cardiovascular, donde hay personas que tienen hasta un año en la sala de hospitalización.

Los agraviados dijeron que, de no resolverse la falla en los pabellones, seguirán con las protestas.

Fotos: Cortesía pacientes



Participa en la conversación