Se asoman esperanzas de cambio entre los caraqueños luego del 23 de enero

A pocas horas de la movilización convocada por la dirigencia de la  oposición venezolana, los caraqueños consultados por Crónica.Uno manifiestan esperanzas de cambio en materia política, social y económica.

Caracas. No se puede hablar de una «Venezuela bella» cuando el país se muere de hambre, hay deficiencias en los servicios públicos y la inseguridad limita el libre tránsito de los ciudadanos. Bajo esta premisa, caraqueños de varios sectores acompañarán la convocatoria pautada por la oposición para este 23 de enero.

Los ciudadanos mantienen expectativas de cambio. Así lo manifestaron al equipo de Crónica.Uno cuando se les consultó sobre lo que puede pasar una vez concretada la convocatoria de este miércoles. La mayoría, frente a las carencias que presenta el país, cree que hay indicios para alcanzar el bienestar y la libertad. 

Humberto Gómez, comerciante, explicó que pretende iniciar la caminata desde Altamira. Su expectativa es que haya un cambio político y económico, de modo que exige al Gobierno elecciones libres y democráticas. “Este es el principio del fin”, afirmó.

Goméz acotó que él distribuye productos de lencería y línea blanca a varios comercios en las zonas de Altamira. Quiere protestar porque en Venezuela no se produce lo suficiente, por lo que deben pagar mercancías en dólares desde países como Panamá, Brasil, China y Japón. “No se aguanta la escasez de divisas”, reclamó.

El panorama de cambio se vislumbró a raíz de las manifestaciones ocurridas el pasado lunes 21 de enero. Entre protestas y cacerolazos, vecinos de varios sectores hicieron un llamado unísono por la democracia. “El pueblo no aguanta más”, publican usuarios de Twitter.

“Le rogamos a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que respeten la movilización basada en la Constitución, en la cual se establecen artículos sobre el derecho a la protesta pacífica. Este miércoles se tiene un panorama distinto, la sociedad venezolana quiere cambios en los sectores educativos, se requieren más empleos y abastecer los hospitales con medicamentos”, expresó un transeúnte caraqueño.

También hubo quienes expresaron que el escenario no cambiará después de la concentración del 23.

Se concentrarán, pero con molestias

Lee también
Personas con discapacidad luchan por llevar una vida normal

Por su parte, el partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) invitó a sus seguidores a movilizarse. La concentración empezará a las 9:00 a. m. desde el este y oeste de Caracas.

Pese a que hay caraqueños con tendencias oficialistas, admiten que el Gobierno tiene deficiencias con respecto a sus medidas económicas y sociales.  

“Siempre he apoyado las ideologías del gobierno de Nicolás Maduro, pero hay un serio descontento de la población debido a que no se toman las medidas económicas contundentes. El sueldo mínimo no alcanza, la quincena de enero solo pude cobrar Bs. S. 7800. Se supone que debo pasar 15 días más con hambre”, dijo funcionario operativo de Cantv.

Algunos temen a dar su opinión debido a que son funcionarios. En otros casos, dicen que deben asistir a la movilización oficialista y tomarse fotos para evidenciar que estuvieron allí. No es una opción para ellos “escaparse” porque pueden perder sus puestos de trabajo.

Rafael González, jefe de seguridad de emergencia pediátrica del Instituto Venezolano de Seguro Social (IVSS), aseguró que él está a favor del gobierno de Maduro y que el motivo de la movilización opositora es solo una provocación. Esto pese al desabastecimiento de medicinas, equipos para diálisis e incubadoras, cuya carencia han denunciado en reiteradas oportunidades los trabajadores de los principales centros de salud del país. 

En síntesis, la disposición de los entrevistados a participar en las concentraciones de uno u otro bando fueron positivas. A los caraqueños los une la demanda común de servicios de calidad y están atentos a lo que pueda suceder después del miércoles.


Participa en la conversación