Frente a la aceleración de los precios, los ciudadanos tienen que adelantar compras y usar más la tarjeta de crédito, comentan analistas.

Caracas. Luz Hernández es una profesora que intenta hacer maromas con su ingreso en medio de la hiperinflación, y su decisión de los últimos meses ha sido comprar lo que puede antes de que tenga un nuevo valor. “Ya los precios no suben todas las semanas, es a diario”.

Contó que en días pasados consiguió en una cadena de farmacias papel higiénico a 55.000 bolívares y con lo que tenía disponible compró tres paquetes, pues había visto que en otros comercios estaba en más de 90.000 bolívares. “Adquirí lo que puede, cuando lo vuelva a encontrar costará el triple”.

Así como Hernández, los ciudadanos intentan sobrevivir en medio de la hiperinflación. El pasado año –según las estimaciones de las firmas económicas- cerró en más de 2.700 % y para este 2018, los escenarios apuntan a que los precios tendrían una variación entre 4.000 y 9.000 %, aunque de prolongarse los desequilibrios de la economía y la ausencia de medidas, los analistas prevén una inflación de hasta cinco dígitos.

A continuación algunas interrogantes sobre la hiperinflación:

1.¿Qué es la hiperinflación?

Es cuando los precios aumentan con rapidez y a niveles elevados, y la moneda con velocidad pierde su valor. El economista estadounidense Philip Cagan señaló en una investigación que en la hiperinflación los precios se incrementan 50 % de  un mes a otro.

2.¿Por qué sucede?

Por la prolongación de las distorsiones de la economía.

En Venezuela, la producción ha bajado por el control de precios y el recorte en la entrega de dólares que ha limitado la adquisición en el exterior de materia prima y otros insumos. Y ese descenso se debe a que la disponibilidad de billetes verdes es insuficiente por los menores precios del crudo y la caída de la producción petrolera.

Lee también
Ante cercanía de las elecciones, el Gobierno tomará medidas para “garantizar” abastecimiento

En paralelo, el Banco Central de Venezuela (BCV) inyecta más bolívares a la economía para afrontar el gasto del Gobierno, debido a que los ingresos ordinarios no alcanzan para atender salarios, misiones y funcionamiento de los entes oficiales, entre otros compromisos.

Ante una baja oferta de bienes, esa fabricación desordenada de bolívares –que en 2017 aumentó más de 1000%- presiona los precios. La consecuencia es mayor pobreza de ingresos, que en 2016 fue 81 %, según la Encovi.

3.¿La hiperinflación ha sucedido anteriormente en el país?

No. Es la primera vez que se tiene hiperinflación

4. ¿Ya Venezuela tenía una inflación alta?

El presidente Nicolás Maduro atribuye el salto en los precios a la denominada “guerra económica”, pero en Venezuela por años –y en el gobierno de Hugo Chávez- tuvo la inflación más alta de América Latina, y ahora es una de las más elevadas del mundo.

En 2007, en el marco de la preparación de la reconversión monetaria que le quitó tres ceros a la moneda, las autoridades aseguraron que en tres años se tendría una inflación de un dígito, y sucedió lo contrario, se aceleró. Antes de 2015, cuando la inflación fue 180,9 %, el índice de precios más alto se había registrado en 1996 -103%- y ese comportamiento fue tras el programa de ajuste que implicó el desmontaje de los controles. Actualmente, el índice de precios es de cuatro dígitos.

5.¿Con qué velocidad están acelerándose los precios?

Desde octubre los precios tienen una variación superior a 50 % y en diciembre el salto fue mayor a 80%, de acuerdo con los cálculos de las firmas económicas. Los ciudadanos tienen que pagar precios exorbitantes. En diciembre de 2016 un kilo de pollo estaba en 3.300 bolívares, un año después superaba los 140.000 bolívares. En 12 meses un cartón de huevos pasó de 5.200 bolívares a 230.000 bolívares.

Lee también
La inflación acumulada en el primer trimestre fue 453,7%

6.¿Qué pueden hacer los ciudadanos para enfrentar este proceso?

Para sobrevivir en medio de la inflación los analistas sugieren adelantar compras, utilizar las tarjetas de crédito, refugiarse en otras monedas y buscar otras fuentes de ingresos.

7. ¿Hay que comprar por adelantado?

Es una opción. La economista Albani Granado apunta que frente a la escalada de los precios una vía es “comprar todo lo se pueda con lo que se disponga” y destaca que por ejemplo los artículos de higiene personal son los que más han encarecido y si se “pueden adquirir por adelantado, mejor”.

Agrega que comprar todo lo que se pueda es forma de protección. “Los precios suben semanalmente, y entre más puedas adelantar las compras te ahorras algo”.

8. ¿Se tiene que usar más la tarjeta de crédito?

Sí. Los analistas destacan que los intereses que se pagan por el crédito al consumo -29%- están muy por debajo de la inflación. El economista y profesor del IESA, José Manuel Puente, apunta que “en estos momentos hay que apalancarse con crédito barato. Todo crédito es un buen negocio”. La analista de la firma Econométrica añade que “es mejor usar las tarjetas de crédito, la inflación se come lo que tienes que pagar”.

Desde hace tiempo, las personas emplean las tarjetas de créditos para adquirir alimentos, entre otros rubros básicos.

9. ¿Hay que redondearse, buscar otras fuentes de ingresos?

Sí. Los analistas sugieren que las personas tienen que buscar otras vías de ingresos para sortear el alza de los precios y apuntan que quienes tengan la capacidad para hacerlo, podrían refugiarse en activos

Lee también
43% de las operaciones en el mercado paralelo son de menudeo y remesas

10. ¿Los aumentos salariales del Gobierno han compensado el salto en los precios?

El Gobierno a lo largo del 2017 efectuó seis ajustes del salario mínimo y del bono de alimentación, pero dichos incrementos no le han ganado la carrera a los precios. La remuneración básica subió 700 %, mientras que la inflación fue 2.700 %. Econométrica calcula que el poder de compra del sueldo mínimo cayó casi 50%.

11.¿La hiperinflación se detiene? ¿Qué hicieron otros países que tuvieron hiperinflación?

Sin reformas, sigue la aceleración de precios. Aquellos países que superaron la hiperinflación aplicaron planes de ajuste que implicaron devaluaciones, reformas fiscales para equilibrar las cuentas y hasta acuerdos con el Fondo Monetario Internacional.  Hoy día algunas de esas economías han seguido manteniendo la disciplina fiscal y tienen índices de un dígito.

12. ¿Qué medidas tiene que tomar el Gobierno para detener la escalada?

La administración Nicolás Maduro a lo largo de su gestión ha profundizado las distorsiones que han generado la hiperinflación y para corregirlas es necesario que elimine el financiamiento del Banco Central al sector público, disciplina fiscal, reforma monetaria para que la moneda recupere su valor, eliminación de los controles, incentivos a la producción nacional. Los economistas sugieren hasta la búsqueda de asistencia internacional.

Foto referencial: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación