“Sé que cometió un delito, pero no era para que lo mataran”

Freddy Ñañez, de 29 años, y su pareja fueron presuntamente asesinados por funcionarios del FAES, el pasado 14 de febrero en la Cota Mil. Según familiares, hace dos años el joven mató a un delincuente que presuntamente le robó su moto, en Barlovento.

Caracas. Freddy Alberto Ñañez Chávez, de 29 años, fue asesinado junto con su pareja, el pasado 14 de febrero, en un presunto enfrentamiento con funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en la avenida Sanz de El Marqués, según versión policial.

Sin embargo, familiares del joven —que mantuvieron el anonimato por miedo a venganzas— indicaron que el muchacho, oriundo de Barlovento, se encontraba en Caracas para celebrar el Día de los Enamorados con su pareja, aún sin identificar, por lo que denunciaron ajusticimiento.

Se conoció que, hace dos años, Ñañez asesinó a un hombre que presuntamente le robó una moto en Mamporal, Barlovento. Desde entonces, el joven y sus familiares eran extorsionados de forma constante por un grupo desconocido.

Yo no voy a tapar el sol con un dedo, sé que cometió un delito, pero no era para que lo mataran. A las autoridades no les voy a pedir nada porque están podridas. Dicen que fue un enfrentamiento, pero en la foto que nos enseñaron en la morgue solo tenía un tiro en el centro de la frente, sostuvo un familiar, quien resguardó su nombre.

Ese 14 de febrero el joven fue visto por última vez en la mañana, en Altamira, momento en el que familiares de ambas víctimas perdieron contacto. Al no responder las llamadas, emprendieron la búsqueda al día siguiente en hospitales y en la medicatura forense de Bello Monte, donde indicaron no tener ingresos con las características de ambos.

Lee también
FAES actúa cada tres meses por órdenes presidenciales, dicen familiares de víctimas en Ciudad Tiuna

Ante la falta de respuesta, volvieron el pasado domingo 18 de febrero a la morgue, donde esta vez les confirmaron que los cuerpos de las dos víctimas fueron ingresados el 14 de febrero en horas de la noche, luego del presunto enfrentamiento.

Según versión policial, el joven estaba implicado en la muerte de un funcionario de la policía de Higuerote y que, presuntamente, era el líder de una banda de secuestro.

Los familiares desmintieron esta versión e indicaron que desconocen hasta el momento lo que ocurrió durante el supuesto enfrentamiento.

Dicen que los dos estaban en una camioneta y una moto, pero él no conocía Caracas, así que se la pasaba a pie por la ciudad. A la pareja le dieron un tiro en el abdomen y el cuello, sostuvo un pariente de las víctimas.

El joven tenía dos niños, de 11 y seis años y era carpintero. Vivía en el sector San Vicente de Barlovento, estado Miranda.

Foto referencial: Francisco Bruzco


Participa en la conversación