Según los datos del Cenda, la cesta de alimentos, bienes y servicios en julio llegó a 310.668,57 bolívares, y en un mes se disparó 21,6 %.

Caracas. Pagar la comida, los artículos de higiene y los servicios de salud y educación se le dificulta cada vez más a los venezolanos. La inflación corroe el salario y limita la cobertura de las necesidades básicas.

De acuerdo con la información del Centro de Documentación de los Trabajadores (Cenda), la canasta básica de alimentos, bienes y servicios en julio llegó a 310.668,57 bolívares y en un mes subió 21,6 %. No obstante, en un año la variación ha sido de 605 %.

Ante el costo de los bienes y servicios esenciales, una familia requiere de 20 salarios mínimos para poder cubrir sus necesidades. El sueldo actual es de 15.051 bolívares, dado que el aumento entra en vigencia el 1 de septiembre.

Con todo, el último ajuste —que hará que los trabajadores devengan 22.576 bolívares— se queda corto frente al comportamiento de los precios.

El Cenda detalló que en julio los artículos de higiene personal y del hogar fueron los que más subieron, siendo el alza promedio 58,3 %. La variación estuvo determinada por el incremento aprobado por el Gobierno a la crema dental, papel higiénico, pañales, toallas sanitarias y jabón de baño, a lo que se añadió el sobreprecio de los revendedores.

Lee también
Una salida al cine cuesta mínimo 10 mil bolívares

En el área de salud, la variación fue de 44,2 % por los precios de los analgésicos, antigripales, antipiréticos y alcohol.

Por su parte, los alimentos subieron 23,9 % debido al impacto que generaron rubros como los granos (235 %), seguidos de cereales y productos derivados (19,6 %) y bebidas no alcohólicas (44,8 %).

En los servicios públicos, el incremento fue de 19,8 % por el ajuste en el costo del gas doméstico, que pasó de 10 a 250 bolívares.

Finalmente, vestido y calzado presentaron un encarecimiento de 16,7 %, por alzas en prendas de reposición para damas, caballeros y niños como ropa interior, calzado y franelas.

Foto referencial: Cheché Díaz


Participa en la conversación