En menos de un mes, el hampa ha incursionado dos veces en este núcleo experimental donde se imparte la carrera de Ingeniería de Procesos Industriales, única en el país y que incluye el uso de un aula virtual. Este martes de Carnaval, nuevamente la delincuencia arremete contra el campus, en el municipio Sucre del estado Aragua.

“Los ucevistas del núcleo de Cagua vivimos en la sombra desde que se metieron a cortar el cableado eléctrico sin robarse ni un metro. No podemos más que declarar una crisis en nuestra institución y pedir ayuda”.

El clamor viene de Héctor Pinto, estudiante de Ingeniería Eléctrica y dirigente del movimiento estudiantil Expresión 180 de la Universidad Central de Venezuela, núcleo Cagua, en el estado Aragua, tras dos robos en la institución en menos de un mes, que han dejado al núcleo sin electricidad, entre otros servicios.

Los estudiantes declaramos la crisis de la UCV en Cagua –señala Pinto– desde el momento en que “mañaneros” entraron a picar el cableado de la Universidad sin robarse nada. “Por eso hoy pedimos ayuda para que no se cierre nuestro núcleo y sigamos venciendo las sombras”.

El pasado 18 de febrero, delincuentes ingresaron a la sede del núcleo, se llevaron todo el cableado eléctrico y dejaron a la institución sin energía. Pese a ello, los más de 500 estudiantes del ciclo básico de Ingeniería y de Ingeniería de Procesos Industriales que cursan estudios en este núcleo, seguían acudiendo a sus clases mientras paralelamente iniciaban una campaña para recaudar fondos que les permitiera reponer el servicio eléctrico.

Quince días después, la delincuencia ingresa nuevamente a la institución. El martes de Carnaval en la madrugada los antisociales cargaron con equipos de computación e impresoras, teclados, mouses, televisores, entre otros equipos ubicados en la oficina de Control de Estudios, las oficinas de las secretarías de dirección y de la de Dirección General de la UCV Cagua.

Lee también
Apagones hasta de 12 horas padecen los aragüeños

La coordinadora de Ingeniería, profesora Ligia Hernández, explicó que ya son siete los robos que se han perpetrado contra el núcleo en los dos últimos años y han dejado a la institución prácticamente desmantelada.

La presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Rafaela Requesens, a través de su cuenta en Twitter, también rechazó la arremetida delictiva en contra de esta casa de estudios en el núcleo Cagua.

Mientras tanto, el estudiantado emprendió una campaña de ayuda y colaboración, bien sea en dinero o en materiales, que le permita reponer el sistema eléctrico y habilitar el núcleo universitario.

El Núcleo Experimental Armando Mendoza de la UCV cuenta con un ciclo básico en el que se preparan los aspirantes a las otras ramas de la Ingeniería que se ofrecen en la facultad (Civil, Eléctrica, Geodésica, Geofísica, Geológica, Hidrometeorológica, Mecánica, Metalúrgica, Minas, Petróleo y Química) y además se imparte la carrera de Ingeniería de Procesos Industriales, aprobada por el CNU en octubre de 2008.

Esta rama solo se cursa en este núcleo por lo que la UCV Cagua es pionera en el país con respecto a esta carrera, pues, además, es impartida a través de un aula virtual: una página de internet administrada por la universidad, desde donde los estudiantes deben interactuar con sus profesores dentro y fuera de la institución.

De allí que la falta de servicio eléctrico en el núcleo representa el cierre inminente de la institución.


Participa en la conversación