Este 1° de Diciembre, más de 70 organizaciones de la sociedad civil del país exigen al Estado venezolano que autorice la apertura del canal humanitario para recibir ayuda internacional.

Caracas. Organizaciones de la Sociedad Civil, ciudadanas y ciudadanos alertan que la falta de medicinas y reactivos causa daños irreparables en las vidas y la salud de todas las personas en Venezuela con VIH-Sida sin que las altas autoridades del Ministerio de Salud ni ninguna otra institución del Estado venezolano ofrezcan urgentes y adecuadas respuestas a las necesidades y exigencias en materia de prevención, atención y tratamientos.

Son más de 70 organizaciones y ciudadanos los que publicaron en las redes sociales un pronunciamiento frente a la crisis del VIH, en tal sentido, informaron que las personas están falleciendo por la ausencia del 85 % de las medicinas básicas y la debida atención médica de las complicaciones causadas por padecer el Sida, junto con otras enfermedades crónicas como el cáncer, hemofilia, trasplantes, cardiovasculares, infecciones respiratorias agudas, hipertensión arterial, diabetes, entre otras. Las personas con VIH y Sida también están falleciendo por desnutrición severa.

En el documento también expresaron que más del 70 % de las personas con VIH no han recibido sus tratamientos antirretrovirales de forma constante por el desabastecimiento en las farmacias del Ministerio para la Salud, según el monitoreo de la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+)

Lee también
En Venezuela no hay forma de saber si una persona se contagió de VIH-Sida

Ante esta crisis, las distintas asociaciones exigen al Estado venezolano que garantice las vidas y la salud como derechos humanos contemplados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, así como los tratados, pactos y convenios relativos a derechos humanos suscritos y ratificados por la Nación. Que autorice la inmediata apertura del canal humanitario que ofrece la cooperación  internacional para responder a la emergencia humanitaria compleja, que se traduce en aumento de muertes, desnutrición, escasez de alimentos y medicinas, entre otros.

La escasez de reactivos en hospitales obliga a familias a pagar elevados costos en centros privados para detección del VIH.

Al MinSalud, le demandan que acate la orden del Mandato Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, de fecha 15 de julio de 1999, quien dictamina su obligación de garantizar las vidas y salud de las personas con VIH con la entrega permanente e ininterrumpida de los tratamientos en VIH y toda la atención integral que requieran. Este Mandato también ordena al Ministerio de Salud su obligación de establecer mecanismos para la procura de los recursos suficientes para la compra de todos los requerimientos en tratamientos en VIH y atención integral para las personas con VIH.

Estas agrupaciones también exigen a la Defensoría del Pueblo que ejerza todas las acciones en los procesos judiciales y administrativos dirigidos a proteger la igualdad de las personas con VIH/Sida, y hacer efectiva las responsabilidades derivadas de su violación, tal como lo establece la Ley para la promoción y protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH o Sida y sus familiares.

Foto referencial



Participa en la conversación